lunes. 11.12.2017 |
El tiempo

El homenaje nacional a Luis de Trelles, de nuevo en Zamora

El homenaje nacional a Luis de Trelles, de nuevo en Zamora

La Catedral de Zamora acogerá el sábado 1 de abril la eucaristía y la ofrenda floral ante la tumba del venerable Luis de Trelles, fundador de la Adoración Nocturna Española. Adoradores venidos de todo el país renovarán su cita de homenaje y gratitud.

El próximo sábado 1 de abril la Catedral de Zamora volverá a ser la sede del Memorial Luis de Trelles, un encuentro nacional de la Adoración Nocturna Española que homenajea a su fundador, el venerable Luis de Trelles y Noguerol, cuyos restos reposan en el primer templo diocesano. El acto central será la eucaristía que comenzará a las 18 horas en la Catedral, y que contará con la participación de la Coral “Dámaso Ledesma” de Ciudad Rodrigo. 

Al terminar la celebración tendrá lugar la habitual ofrenda floral ante la tumba de Luis de Trelles, que cada año dirige un adorador de un lugar distinto de España. En esta ocasión el encargado de representar a todos, presentes y ausentes, será Baldomero Benito Jiménez, vicepresidente de la Sección de la Adoración Nocturna de Ciudad Rodrigo. Al terminar el acto, la coral interpretará un concierto de música sacra en el interior de la Catedral.

Los actos continuarán el domingo 2 con la celebración de la eucaristía en la capilla del Colegio Medalla Milagrosa a las 10,30 horas. A continuación se reunirá el patronato de la Fundación Luis de Trelles en este centro escolar, estando abierta la reunión al resto de adoradores que deseen asistir. Además, los participantes en el encuentro podrán hacer una visita a la ciudad, acompañados por un guía de la Oficina de Turismo.

Una figura destacada

El Memorial Luis de Trelles tiene lugar todos los años en Zamora por ser el lugar en el que falleció y fue enterrado el fundador de la Adoración Nocturna Española. Cabe recordar que Luis de Trelles y Noguerol (1819-1891) ostenta el título de “venerable” desde que en 2015 el papa Francisco autorizara la promulgación del decreto de virtudes heroicas relativo a su persona, un paso necesario en el proceso canónico de beatificación.

Nacido en Viveiro (Lugo) en 1819, Trelles fue abogado, profesor de Derecho Civil, fiscal del Juzgado de Artillería e Ingenieros y profesor del Colegio de Notarios, entre otros cargos relacionados con el mundo del Derecho. También desarrolló una carrera política, que dejó para dedicarse a la defensa de los marginados y la promoción de la oración ante el Santísimo Sacramento.

Después de haber conocido en París la Adoración Nocturna, en 1877 la fundó en Madrid. Durante la III Guerra Carlista fue ejemplar su creación de una comisión para los canjes de prisioneros, logrando librar de la muerte o de la cárcel a más de 20.000 personas. Abrió más de 50 secciones de la Adoración Nocturna Española y murió en Zamora en 1891. Un siglo después, sus restos pasaron a ser depositados en la Catedral.

Tal como explican desde la Fundación Luis de Trelles, el objetivo de este homenaje anual es “impregnarnos y sentir de cerca el gran corazón eucarístico del Venerable Luis de Trelles, que en su tiempo, con bastantes más dificultades que hoy, impulsó el renacimiento eucarístico en España en un mundo que se distanciaba de la fe”. 

Además, pretenden “recibir su energía, que él prodigó en construir y propagar su obra eucarística la Adoración Nocturna al Santísimo Sacramento”. Los adoradores nocturnos también expresan su deseo de “que su espíritu influya en nosotros y sepamos transmitirlo en el crecimiento de la fe y el amor a la Eucaristía”.

 

Comentarios