lunes. 11.12.2017 |
El tiempo

Zamora cerró 2016 sin casos de brucelosis

Zamora cerró 2016 sin casos de brucelosis

Ni un positivo por esta enfermedad en toda Castilla y León, circunstancia que jamás se había dado en la Comunidad. La prevalencia de tuberculosis bajó del uno por ciento en la provincia

El director general de Producción Agropecuaria e Infraestructuras Agrarias, Jorge Llorente, presentó este martes los resultados de la campaña de saneamiento ganadero 2016 cuyo dato más destacado es la ausencia de positivos por brucelosis en toda la región, algo que jamás se había dado. 

Los resultados generales del ejercicio son buenos, al continuar el descenso de la prevalencia no solo en brucelosis sino también en tuberculosis. “Una cabaña saneada nos hace más competitivos y los ganaderos lo saben”, destacó Llorente, quien también ponderó la labor de los equipos de campaña. Pese a ello, “hemos de seguir vigilando y chequeando explotaciones, reforzando la vigilancia en zonas limítrofes y no relajarnos”, apuntó. 

En el caso de la tuberculosis, la evolución a la baja es “muy favorable” en Zamora (donde la prevalencia de la enfermedad se ha situado por debajo del 1 % de los animales analizados por vez primera en muchos años, destacó el director general, quien también resaltó que en las explotaciones esa prevalencia ha bajado un 55% (del 4,16 al 1,87 %) “y continúa la tendencia descendente”.

Los datos de prevalencia en animales tampoco ofrecen lugar a dudas pues mientras en 2015 el 99,36 % de los animales analizados no salían positivos, ese porcentaje se incrementó el pasado año hasta el 99,44 %. “Aumenta el censo de animales saneados y, por tanto, estamos ante un sector competitivo que gana mercado dado que se incrementa la cabaña”, subrayó. 

Respecto a las zonas libres de tuberculosis, en 2016 eran un 47% los cebaderos libres de tuberculosis mientras que en 2017 se ha llegado al 80 % los cebaderos calificados como libres de tuberculosis.

Otro de los datos que habla muy bien del trabajo realizado en la provincia es el relativo al número de cebaderos, que en solo un año ha pasado del 7 al 67 %. 

Tuberculosis caprina

En el caso de la tuberculosis caprina, Castilla y León es hoy por hoy la única Comunidad que implanta un programa de lucha contra esta enfermedad, cuya incidencia en Zamora es del 1,05 %. “Bajamos la presión de este patógeno en el segundo hospedador más importante”, matizó Jorge Llorente.

Fauna silvestre

Finalmente, y en el caso del control a la fauna silvestre, respecto a la que existe un programa nacional de realización de controles, el Ministerio no incluye a Castilla y León entre los territorios de alta incidencia de tuberculosis “y nos exige menos porque ya casi tomamos el doble de muestras de lo que piden”. El jabalí representa el mayor peligro y, por tanto, “es de los que más se muestrean”, reveló Llorente.

Exportaciones

El trabajo de control realizado repercute en las exportaciones. Así, las de bovino de carne y derivados son seis veces superiores en Castilla y León que en Andalucía, cuatro veces más que en Extremadura y el doble que las de Castilla la Mancha. “A menor prevalencia, mayor competitividad”, puntualizó el responsable regional de Producción Agropecuaria e Infraestructuras, contentó, además, porque la Unión Europea, que audita periódicamente la forma de sanear de todas las Comunidades, ha felicitado a Castilla y León por el trabajo realizado en esta materia.

Comentarios