miércoles. 17.01.2018 |
El tiempo

Roberto Ariza: “No me gusta la palabra continuismo, porque siempre hay cosas que mejorar”

Roberto Ariza: “No me gusta la palabra continuismo, porque siempre hay cosas que mejorar”

El nuevo presidente de la Hermandad Penitencial de las Siete Palabras, a partir de esta noche, atiende a zamora24horas en la jornada en la que el desfile procesional que él organiza salga a las calles de la capital zamorana. El máximo dirigente habla sobre los retos que se le presentan cuando asuma la presidencia.

¿Cuándo decidió presentarse?

Lo decidimos toda la junta de gobierno de la Hermandad en pleno, ya que la directiva será prácticamente la misma. José Tomás tuvo la idea desde el principio de estar solo cuatro años y desde el principio hablamos de que yo continuara con el trabajo. 

¿Habrá por tanto continuismo?

Esa palabra no me gusta. Siempre hay cosas que hacer. Hay ideas nuevas, hay que ir progresando y mejorando. 

¿Quiere decir eso que José Tomás deja cosas por hacer?

No, si fuera por eso, sería inacción de toda la junta directiva y los colaboradores. Una prioridad es buscar un local para guardar los enseres. Estamos en uno prestado, tuvimos de alquiler uno pero no reunía las condiciones que necesitábamos. Estamos buscando un local, no muy grande, porque en realidad es un almacén. Nuestra intención es comprarlo en la zona de la Horta. Asequible, que no suponga gastos, ni empeñar a la Hermandad y tener algo fijo. El alquiler viene bien pero la idea es adquirirlo.

¿Nervioso antes de coger la presidencia esta noche?

Lo comento muchas veces. Me producen más nerviosismo los cambios que hay en el recorrido, porque soy responsable de organización. Este año hay cambios, salimos de la catedral, el rezo lo hacemos en la plaza… Hay un cambio total de organización, colocación de grupos y es todo nuevo. Jugamos con la ventaja de la Catedral, que es más grande y se organiza mejor que la Horta. La plaza no es tan grande como Viriato. Hay que colocar y ubicar todo bien, para que quede bien repartido.

¿Qué salud tiene la Hermandad?

A mí me parece que está creciendo en la medida justa que tiene que crecer. No es bueno ni mucho ni poco. Están entrando 20-25 al año y es perfectamente asumible. Se incorporan y aprenden enseguida. Las admisiones provocan desorden en la organización, pero entrar pocos es un goteo que se agradece porque quiere decir que está viva la Hermandad. Su salud formidable.

¿Cómo valora los problemas que han surgido en el seno de la Junta Pro Semana Santa?

Mi posición es favorecer al bien común cuando sea miembro del consejo rector, ponerme al servicio de la Junta Pro Semana Santa, trabajar y colaborar en lo que pueda; y a la par trabajar para beneficio de las Siete Palabras. 

¿Qué recuerdo guarda con más cariño de la Hermandad Penitencial de las Siete Palabras?

Desde niño siempre he querido ser de las Siete Palabras, porque soy de la calle Zapatería y mis abuelos de la Plaza Santa Lucía. Veía pasar la por entonces corta hilera de hachones, pegando el cristo al balcón de mis abuelos y los bombos. Son recuerdos que te quedan grabados

Comentarios
Lo más