lunes. 11.12.2017 |
El tiempo

El Ayuntamiento está haciendo "esfuerzos que exceden los límites legales" para mantener la ayuda a domicilio

El Ayuntamiento está haciendo "esfuerzos que exceden los límites legales" para mantener la ayuda a domicilio

Esta competencia es de la Junta de Castilla y León, pero ha sido transferida a los ayuntamientos. Según el acuerdo marco, la institución regional debería aportar el 90% de la financiación. En Zamora apenas llega al 56%. Francisco Guarido espera que la situación se solucione próximamente tras la reunión mantenida con el gerente de Servicios Sociales.

El alcalde de Zamora, Francisco Guarido, ha denunciado este miércoles que el Ayuntamiento está realizando "esfuerzos que exceden los limites legales" para mantener el servicio de ayuda a domicilio sin generar una lista de espera. El responsable municipal ha asegurado que, actualmente, la institución financia el 44% del programa cuando el acuerdo marco indica que que sólo le corresponde el 10%.

En cifras totales, la estimación es que el coste de la ayuda a domicilio en la ciudad ascenderá a 1,5 millones de euros durante el 2017. Las instituciones abonarán 1,3 millones tras restar los 200.000 euros que pagan los propios beneficiarios. A partir de ahí, la Junta inyectará 774.000 euros y el Ayuntamiento, 575.000.

Este reparto supone una ruptura del acuerdo marco que regula la prestación de este servicio, transferido a los ayuntamientos a pesar de ser competencia de la Junta, según la Ley Montoro. La normativa especifica que la institución regional debe asumir el 90% del coste, algo que no sucede en Zamora y tampoco en otros lugares de Castilla y León, como Valladolid, según ha apuntado Guarido.

En el caso de Zamora, ese desfase se produce por el hecho de que la Junta está aportando un fijo desde hace varios años sin tener en cuenta el aumento del número de usuarios y de horas en ciudades como Zamora, una situación que encarece el servicio y que obliga al Ayuntamiento a inyectar más dinero para evitar que se genere una lista de espera: "No queremos que haya. Pondremos más cantidad si es necesario", ha afirmado el alcalde.

Sin embargo, Guarido y su equipo consideran injusta la situación actual. Por ello, el alcalde y la concejala de Servicios Sociales, María José González, se reunieron hace unos días con el gerente regional para reclamar una solución. Por lo pronto, firmarán próximamente el nuevo acuerdo marco hasta finales del 2018 con el compromiso adquirido por la Junta de que incorporará una adenda que permita resolver el conflicto competencial y el desfase económico existente.

Comentarios