martes. 12.12.2017 |
El tiempo

El Aquimisa vuelve a ganar, pero se jugará la permanencia a vida o muerte contra el Arcos Albacete (62-72)

El Aquimisa vuelve a ganar, pero se jugará la permanencia a vida o muerte contra el Arcos Albacete (62-72)

Los hombres de Saulo Hernández lograron en Navarra un triunfo que les permite depender de sí mismos el próximo sábado. Si ganan a los manchegos, se salvarán; si pierden, bajarán a Liga EBA.

En los últimos 29 días, el Aquimisa Zamorano ha ganado más partidos que en los seis meses anteriores. Tras estar prácticamente desahuciados, las cinco victorias consecutivas que acumulan los hombres de Saulo Hernández les permitirán depender de sí mismos en la última jornada para mantener la categoría. Será una final a vida o muerte ante el Arcos Albacete.

Este sábado, los zamoranos lograron tumbar a un Básket Navarra inmerso en la lucha por el play off (62-72). Los zamoranos demostraron por qué son el equipo más en forma de la categoría y mandaron a la lona a su rival, lo mismo que logró el Arcos Albacete ante el Agustinos. De esta forma, el Tarragona y el Hospitalet acompañarán a Gandía a la Liga EBA y la otra plaza de descenso saldrá del duelo que disputarán el Aquimisa Queso Zamorano y los manchegos en el Ángel Nieto en la última jornada.

TRIUNFO DE MÉRITO

Los blanquiazules lograron un triunfo de categoría ante un rival que aún alberga esperanzas de jugar en LEB Oro el año que viene. Tras un inicio equilibrado, los zamoranos consiguieron romper el partido entre el final del segundo y el inicio del tercer cuarto. Después de irse cinco arriba al descanso, el Aquimisa noqueó a su rival tras el paso por vestuarios gracias al acierto de Hansen y Redpath desde el perímetro.

Tal fue la superioridad de los visitantes que del 28-33 con el que se llegó al final del segundo acto, el partido se puso 32-49 para un cuadro zamorano al que sólo parecían separarle del triunfo los fantasmas de remontadas pasadas. Esta vez, el pulso no tembló. Los navarros reaccionaron y llegaron ponerse a cuatro, pero el cuadro de Saulo Hernández supo mantenerse sólido para volver a manejar rentas de diez puntos y mantener a raya a su rival.

El gran partido de Niang y de Redpath catapultó a los blanquiazules, que terminaron viviendo un tramo final de encuentro tranquilo y que ya sólo están a una victoria del objetivo. El sábado, la culminación del milagro pasará por ganar el Arcos Albacete.

Comentarios
Lo más