lunes. 11.12.2017 |
El tiempo

Zamora reza el Vía Crucis

Zamora reza el Vía Crucis

Las buenas temperaturas empujaron a miles de zamoranos a la calle para sentir el primer desfile procesional del Martes Santo. Rúas atestadas de gente que guardaron un respetuoso silencio al paso de la cofradía. Un respeto que se hizo aún más patente en el momento en el que el Nazareno y la Esperanza se despedían en Cabañales hasta el próximo año y comenzaba el rezo del Vía Crucis.

El Vía Crucis es la meditación de los momentos y sufrimientos vividos por Jesús desde que fue hecho prisionero hasta su muerte en la cruz y posterior resurrección. Literalmente, vía crucis significa “camino de la cruz”. Un camino realizado por el Nazareno y por la Esperanza este Martes Santo por las calles de Zamora.

A las ocho y cuarto, la banda encargada de abrir el desfile procesional arrancaba para marcar el inicio. Poco a poco, los hermanos salían al atrio desde el interior de la Seo y las estaciones del vía crucis comenzaban a recorrer las calles de la capital. El camino que Jesús sufrió hasta su muerte y resurrección representado mediante 15 imágenes de la Pasión. 

Esas quince imágenes eran observadas por los miles de zamoranos y visitantes que aprovechando el buen tiempo salieron a la calle a acompañar con respeto el momento. Las imágenes del Nazareno y de la Esperanza transitaban por separado hasta que al cruzar el Puente de Piedra, ambos se despedían con una emotiva reverencia con la que se emplazaban hasta el próximo curso. 

Tras eso, llegó el momento de mayor peso litúrgico de la cofradía con el rezo del Vía Crucis. Acto seguido, el Mozo llegaba a la iglesia de San Frontis donde podrá reposar durante todo el año.

Comentarios