martes. 12.12.2017 |
El tiempo

Rufo Martínez: “Tengo muy vivo el primer día que salí en el Silencio con nueve años”

Rufo Martínez: “Tengo muy vivo el primer día que salí en el Silencio con nueve años”

El presidente de la Real Hermandad del Santísimo Cristo de las Injurias atiende a zamora24horas en la jornada en la que el desfile procesional que él dirige sale a las calles de la capital zamorana. El máximo dirigente analiza la situación de su cofradía, las novedades más importantes de este año, la salud que atraviesa la Junta Pro Semana Santa y también evoca alguno de sus recuerdos más antiguos relacionados con el desfile procesional.

¿Cuál es la salud de la Real Hermandad del Santísimo Cristo de las Injurias?

La Hermandad está muy bien. Tiene 92 años, vamos camino del centenario, y mantiene muchos hermanos. Este año ha habido un incremento neto de diez hermanos y quizás la mayor novedad es que no haya novedades. El juramento lo realizará Enrique Crespo Neches, que cumple perfectamente con todos los requisitos que buscaba la junta directiva. Es hermano de la cofradía, ha sido mayordomo, con una familia de tradición en el Silencio y de profundas convicciones públicamente notorias.

¿Qué novedades trae este año la Hermandad?

Llevamos el pebetero recién restaurado. Más allá de eso seguimos igual porque tampoco somos partidarios de novedades permanentemente. Llevo nueve años de presidente y la única novedad que hemos introducido es la del chelo en el juramento. Entendemos que debemos mantener los que tenemos, lo que nos legaron nuestros antepasados, conservarlo y restaurarlo. 

¿Cómo ve el futuro de la Junta Pro Semana Santa?

Al margen de alguna cuestión que no debe ser más que una anécdota, la salud de la Junta Pro Semana Santa es muy buena. Hay una sintonía muy grande entre la inmensa mayoría de cofradías y aunque puede haber alguna nota discordante puntual, creo que las aguas se reconducirán sin problema. Imperará el sentido común y la responsabilidad.

¿Qué recuerdo guarda con especial cariño de su Hermandad?

Tengo muy vivo el primer día que salí en el Silencio con nueve años. Fue en el año 75. Mi padre nos llevó a mi madre y a mí a la Catedral, nos hicimos la foto de rigor y todavía conservo esa imagen con cariño. La emoción de aquel día y la novedad dio paso a muchos más recuerdos en años posteriores.

Comentarios
Lo más