viernes. 20.10.2017 |
El tiempo

El Real Valladolid se adjudica el III Memorial Agustín Villar

El Real Valladolid se adjudica el III Memorial Agustín Villar

No hubo sorpresas y el Real Valladolid se impuso en la tercera edición del Memorial Agustín Villar. Los vallisoletanos vencieron en los dos encuentros ante el CD Guijuelo y frente al Zamora CF y lograron conquistar el torneo. 

El estadio municipal Ruta de la Plata acogía este sábado la tercera edición del  Memorial Agustín Villar. Un memorial que recuperaba su esencia celebrándose en formato de triangular para que los tres equipos que marcaron la carrera deportiva del mediocentro de Peleagonzalo pudiesen honrar, juntos, su memoria. Zamora CF, CD Guijuelo y Real Valladolid volvieron a unirse para celebrar un encuentro de recuerdo a este zamorano que fallecía hace tres años a consecuencia de un cáncer.

En el primer duelo, el Zamora CF se medía al CD Guijuelo. Los rojiblancos formaron con Miguel, Álvaro, Esteban, Chemi, Juan de la Nava, Edu, Caramelo, Juanan, Diego Ortiz, Sergio Barbero e Iñaki. Miguel Losada se veía obligado a colocar lejos de su demarcación óptima a muchos jugadores y eso se notó en el rendimiento individual y también del conjunto. El CD Guijuelo fue muy superior durante los cuarenta y cinco minutos ante un Zamora al que se le notó la falta de rodaje. No obstante solo lleva cinco sesiones de  entrenamiento. 

Los salmantinos se adelantaron muy pronto. Era el minuto siete cuando Jonathan anotaba la primera diana del duelo convirtiendo una pena máxima cometida por Miguel. Al Zamora le costaba triangular, pero una de las cosas positivas del duelo fue ver la calidad y la capacidad de crear juego de Sergio Barbero en el centro del campo. A partir de ahí, la zona ofensiva dejó varias destellos, con jugadores como Caramelo o Eguileor muy activos. Las ganas, el esfuerzo y el sacrificio fueron valores que destacó Losada al final de estos primeros cuarenta y cinco minutos. Un primer encuentro que finalizó con un 2-0 gracias al ya mencionado gol de Jonathan y a otra diana posterior de Carmona.

En el segundo partido, los primeros minutos fueron para el CD Guijuelo, que notó el venir de competir los cuarenta y cinco minutos anteriores y por eso pudo salir con una mayor intensidad. De hecho, las primeras acciones corrieron a cargo del conjunto chacinero. Pero tras esos primeros compases de superioridad salmantina, se vieron las mejores virtudes del Real Valladolid. Los blanquivioletas se pusieron por delante en la primera acción de peligro que tuvieron. Fue una combinación eléctrica entre Mata y Renzo. Mata realizó una conducción fugaz y rápida por el carril central, y pocos metros antes de ingresar en el área, filtró un balón perfecto a Renzo. El ariete pisó área y definió con un disparo inapelable a la escuadra derecha de la meta defendida por Carlos.

Tras eso, los chacineros sufrieron. No fueron capaces de cortar las posesiones largas y rápidas del Real Valladolid y la entrada por bandas y las triangulaciones en zona de tres cuartos le daban al equipo de Herrera una manifiesta superioridad. Tan solo cinco minutos después del gol, el Real Valladolid tuvo la opción de ampliar distancias. Jose caía en el área empujado por Raúl y el árbitro decretaba penalti. Pero Mata no fue capaz de convertir la pena máxima, al acertar Carlos que el disparo iba por el centro de la portería. Después de marrar el penalti, los pucelanos siguieron apretando por las bandas, pero poco a poco esa presión y esa superioridad manifiesta se fue mitigando hasta acabar con ese 1-0 final.

Por último, el Zamora plantó batalla al Real Valladolid. Miguel Losada apostó por Tomás, Álvaro, Juan de la Nava, Juanan, Sergio Fuertes, Pistu, Fradejas, Jarabo, Tomás, Viti y Revi. Además, también le dio la opción de debutar al portero Jesús. Nuevamente, el Zamora comenzó por detrás en el marcador con una diana de penalti en el minuto uno. Pese a ese tempranero tanto, otra vez más las ganas del equipo suplieron las carencias y de hecho Tomás ponía el empate; pero el árbitro anulaba la diana de Tomás porque el balón había salido previamente en el centro por la línea de fondo. Poco a poco, el Real Valladolid fue haciendo cada vez más patente su dominio y evitaba cualquier intento de triangulación de los zamoranos. Esa superioridad se reflejó en el 3-0 final. Un 3-0 que le daba la victoria y el triunfo en el torneo al Real Valladolid.

Comentarios
Lo más