martes. 12.12.2017 |
El tiempo

El Pleno de la Diputación aprueba los presupuestos para la anualidad 2017

El Pleno de la Diputación aprueba los presupuestos para la anualidad 2017

Tras una hora y media de tenso y árido debate, el Pleno de la Diputación Provincial de Zamora aprobaba los presupuestos de la anualidad 2017. Unos presupuestos que como ya informaba zamora24horas hace algunas jornadas totalizan un global de 62 millones de euros y que desde el equipo de gobierno se tildan como “sensatos” y destinados a buscar “la igualdad del mundo rural”.

El primero en tomar la palabra fue David Carrión, diputado de Ciudadanos y que argumentó los motivos por los que finalmente respaldaba los presupuestos diseñados por el equipo de gobierno. Carrión dejó muy claro que su voto favorable era hacia las iniciativas a desarrollar con ese presupuesto, y al equipo de gobierno. “Los presupuestos está configurados de una manera adecuada y por eso los respaldamos. Hay que saber en qué provincia estamos, que Diputación tenemos y de cuánto dinero se dispone. Creo que aunque haya posibles mejoras que se puedan hacer, la realidad es que son unos presupuestos positivos”, comentaba.

Tras Carrión, el turno era para Laura Rivera que espetaba, a bocajarro, su opinión sobre los presupuestos. “Son unos presupuestos continuistas, inútiles, irreales e injustos”, comentaba, para posteriormente argumentar cada uno de los calificativos. Ante esa crítica, la diputada de Izquierda Unida proponía un cambio en los presupuestos  en tres direcciones. En primer lugar, “dar un golpe encima de la mesa para que las administraciones públicas cumplan sus obligaciones con Zamora, garanticen el derecho de las personas y asuman así sus competencias”. En segundo lugar, comentaba: “Hay que garantizar que los servicios y obras se presten con igualdad entre todos los municipios, y no de manera arbitraria, y a dedo”. Por último, insistía en una tercera dirección: “Se debe gastar todo el dinero que tengamos y no actuar como un banco, guardando el dinero en una caja fuerte. Gastarlo con sensatez, pero gastarlo porque todos los pueblos lo necesitan”. Por todo ello, Izquierda Unida presentaba más de una decena de enmiendas que finalmente no eran aprobadas. La formación liderada por Rivera votó en contra a los presupuestos presentados por el equipo de gobierno.

También votaba en contra del texto presupuestario el grupo del Partido Socialista, encabezado por Antonio Plaza. Precisamente, Plaza justificaba el voto negativo de la siguiente manera: “Son unos presupuestos elaborados sin reflexión,  sin diálogo, solo con la participación del Partido Popular. La situación de la provincia es lo suficientemente grave como para merecer una reflexión y un diálogo”; unos problemas orientados a la despoblación, falta de empleo o el retraso tecnológico, según Plaza. “Se deben buscar unos principios generales, en el que todos estuviéramos de acuerdo porque el dinero es de todos los zamoranos. Se debería hacer un reparto objetivo de las partidas y no un presupuesto con trampa que se maquilla con el presupuesto B, que son los remanentes de tesorería y se reparten de forma arbitraria y caciquil”, finalizaba.

Por último, Aurelio Tomás, vicepresidente de la Institución Provincial, defendía los presupuestos en los mismos términos en los que lo hacía la propia presidenta en su presentación, calificándolos de “sensatos”, y haciendo hincapié en los planes de obras, el fomento del empleo, la mejora de las carreteras, el abastecimiento de los pueblos, y las ayudas a colectivos sociales y deportivos.

Comentarios
Lo más