viernes. 20.10.2017 |
El tiempo

La población residente en la provincia apenas supera las 181.000 personas y acumula ocho años de descenso sin freno

La población residente en la provincia apenas supera las 181.000 personas y acumula ocho años de descenso sin freno

Cada dato demográfico que se publica es un golpe en el mentón para la provincia. En esta ocasión, la cifra es la de la población residente, un estudio que se publica en el Instituto Nacional de Estadística y que, cada año, arroja resultados negativos para Zamora. Tan solo en el 2008 se produjo un leve repunte. Desde entonces y hasta entonces, la tendencia ha sido descendente hasta situar el número de habitantes en 181.278, casi 20.000 menos que al inicio del siglo XXI.

Esta cifra supone que Zamora ha perdido el 10% de su población en apenas quince años, una conclusión poco alentadora para una provincia que, solo este año, ha visto cómo se le escapaban 2.900 residentes. En parte, por la ausencia de relevo generacional dentro de un grupo de personas muy envejecido y, por otro lado, por la incidencia del éxodo juvenil, que sigue lastrando cada año a la zona.

En el ámbito del envejecimiento, los datos continúan siendo devastadores. Según los datos del INE, que permite agrupar a los habitantes por grupos de edad cada cinco años, en Zamora hay más residentes de entre 85 y 89 años (7.226) que de entre 15 y 19 (6.847). Sin necesidad de remontarse más, sólo en el 2002, cuando comenzó la serie detallada, había 6.000 adolescentes más que ancianos dentro de esas franjas generacionales.

En el acumulado, se puede comprobar también que hay 4.400 personas más mayores de 80 años que menores de quince en la provincia, un dato que habla de la ausencia de relevo generacional en una provincia en la que, este año, por primera vez desde que hay datos, viven menos de 1.000 recién nacidos por debajo de los doce meses.

DATOS NACIONALES

En el conjunto de España, la población residente en España disminuyó en 11.142 personas durante 2015 y se situó en 46.438.442 habitantes a 1 de enero de 2016. El número de españoles aumentó en 24.313 personas y el de extranjeros se redujo en 35.456. En estos resultados influye el proceso de adquisición de nacionalidad española, que afectó a 114.207 residentes en 2015.

Comentarios
Lo más