lunes. 11.12.2017 |
El tiempo

Los médicos denuncian el auge de las terapias pseudocientíficas y del intrusismo

Los médicos denuncian el auge de las terapias pseudocientíficas y del intrusismo

La Organización Médica Colegial (OMC) muestra su posicionamiento enmarcado en un contexto de vacío legal, incertidumbre científico-experimental, de diversidad de competencias profesionales, de heterogeneidad de la práctica y de escasez de controles de calidad en este tipo de actividades.

Así, ha incidido en la carencia de una regulación oficial académica sobre la formación de los profesionales que las ejercen, con rango legal de reconocimiento académico y científico experimental, así como en la falta de control sobre el ejercicio profesional de la actividad en las Terapias-Técnicas no Convencionales.

Bajo el compromiso social corporativo de la OMC que incluye la vigilancia de la competencia de la práctica profesional y de los valores de la Medicina, pero también la información contrastada, verificada y validada en temas relevantes para la educación sanitaria y la salud pública, la Corporación quiere advertir que no se pueden confundir las medidas de confort, con efecto relajante o aquellas que aportan bienestar al paciente, con procedimientos y terapias eficaces y efectivas reconocidas por la comunidad científica.

La Organización Médica Colegial se siente en la obligación de advertir acerca de la posibilidad de retrasos peligrosos en los tratamientos y de pérdida de oportunidad en la aplicación de fármacos y de técnicas reconocidas y avaladas por la comunidad científica. “Ello tiene consecuencias, sobre todo para el paciente, como el encarecimiento de los procesos, cuando tiene que recibir atención múltiple”, añade en un comunicado.

Por eso alerta, al respecto, de que la utilización de productos, terapias, técnicas o cualquier otro procedimiento que, además de carecer de dicho aval científico experimental y legal, no están incluidos en la Cartera de Servicios, básica ni complementaria que el Sistema Nacional de Salud público oferta, tiene implicaciones jurídico-legales que hay que considerar. 

Asimismo, aboga por reforzar el papel de los Comités de Ética y de Deontología dentro y fuera de los Colegios para que puedan, junto con los gabinetes jurídicos de estas corporaciones, atajar cualquier desmán que perjudique al prestigio de dichas instituciones que, a su vez, repercute en una pérdida de prestigio de cara a la sociedad, que sólo empeorará el problema.

También se propone denunciar las malas prácticas, aquéllas engañosas (publicidad engañosa, webs de salud y sanitarias no acreditadas, etc.) y el intrusismo. Cuidar de manera profesional y esmerada todos los actos colegiales o actividades realizadas en los Colegios de Médicos, centros sanitarios públicos y otras esferas académicas y científicas, es otro de sus propósitos.

Comentarios