domingo. 17.12.2017 |
El tiempo

La pareja desaparecida se persona en la comisaría de la Policía Nacional

La pareja desaparecida se persona en la comisaría de la Policía Nacional

Desenlace feliz. Los jóvenes de 15 años que llevaban desparecidos desde el lunes se han entregado hace unos instantes en la comisaría de la Policía Nacional de Zamora. Según ha detallado la madre de Nerea a Zamora24horas, la pareja habría almorzado con el abuelo de Ian y este les habría convencido para entregarse y poner punto final al suceso. 

Los familiares de los jóvenes Nerea A.B. e Ian B.H. habían denunciado su desaparición ante la Guardia Civil y la Policía Nacional en los últimos días. Durante la pasada semana, la familia de Nerea estaba tramitando el ingreso de la joven en un centro de menores en Salamanca, un hecho que podría haber causado la fuga de su hija junto a su pareja.

Tras un año de muchas disputas familiares, el jueves madre e hija habrían llegado a un acuerdo de respeto mutuo y cumplimiento de horarios del hogar, situado en Moraleja del Vino. Sin embargo, los  adolescentes habrían planeado su huida con antelación. El lunes a las nueve y media de la mañana, Eva acercó a su hija a la zona de La Vaguada, lugar donde había quedado con su novio para disfrutar de una jornada de piscina. A partir del mediodía, Nerea dejó de contestar a las llamadas y a los mensajes de WhatsApp de su madre. 

Por la mañana, antes de abandonar la vivienda, la joven había dejado una misiva de despedida debajo de su almohada. "Un amigo de mi hija me llamó para decirme que Nerea me había dejado una carta debajo de la almohada, él pensaba que era un regalo y si hubiera sabido que era de despedida me lo hubiera dicho antes", relata Eva. Desde entonces, Nerea e Ian desconectaron los teléfonos móviles y tan solo los encendían en momentos puntuales lo que dificultaba su localización. Además, las informaciones aportadas por sus amigos eran confusas. En las últimas horas, los familiares también denunciaban la desaparición a través de las redes sociales soliciando la colaboración ciudadana. 

Finalmente, a primera hora de esta mañana, Ian contactó con su abuelo vía telefónica confirmando que los dos se encontraban bien. Los dos jóvenes temían por las consecuencias del revuelo causado y solicitaban a sus familiares la retirada de las denuncias presentadas por desaparición. En los últimos minutos, Eva, la madre de Nerea, comunicaba a Zamora24horas el final feliz de la historia y agradecía la colaboración ciudadana que mostrado el pueblo zamorano para facilitar su búsqueda. 

Comentarios
Lo más