domingo. 17.12.2017 |
El tiempo

Cómo enseñar a los niños a aprovechar el tiempo libre durante el verano

Cómo enseñar a los niños a aprovechar el tiempo libre durante el verano

Llega el verano y con él, el tiempo libre y el momento de buscar alternativas para que los niños ocupen su tiempo en actividades que les entretengan pero también con las que aprendan. Los padres deben proporcionar situaciones a los hijos que les permitan seguir creciendo, porque la educación no descansa en verano. Aun así hay actividades que les pueden resultar muy estimulantes y que les permitirán disfrutar de la tarea de aprender durante las vacaciones y les ayudarán también a aprovechar el tiempo libre y mantener buenas rutinas de trabajo y concentración.

“Mantener cierta actividad intelectual, adecuada al periodo de vacaciones es muy positivo. Facilita la adaptación al colegio tras las vacaciones y ayuda a que el hábito de estudio y la capacidad de concentración que los alumnos han desarrollado durante el curso no se pierdan en unas cuantas semanas”, apunta Maribel Martín de Rosales, directora de Desarrollo y Relaciones Públicas de Kumon.

Al igual que un niño puede estar varias horas con un videojuego, también puede realizar otras actividades a medio camino entre lo lúdico y lo intelectual, como resolver un sudoku en la playa o entusiasmarse con la lectura de un libro. En este sentido, lo importante es que el libro esté acorde con el nivel de comprensión lectora y las inquietudes del niño, teniendo en cuenta además que en esta época estival los libros de aventuras y de pandillas de amigos son los más apreciados por los pequeños de la casa. Es muy recomendable entretener a nuestros hijos con lecturas estimulantes en las horas en las que el sol les puede hacer más daño si juegan fuera, por ejemplo.

«La lectura es una buena manera de mantener esta rutina y concentración y fomenta, además, que los niños aprendan con mayor autonomía y motivación», añade. «En Kumon apostamos por la difusión de la lectura como estrategia para formar personas de pensamiento independiente, críticas, imaginativas y responsables con ellos mismos y con los demás», señala Maribel.

Manteniendo ciertos hábitos se desarrollará la constancia, tan esencial para el triunfo en todos los campos de la vida. Trabajar un poco todos los días por un objetivo, sea el que sea (sacar buenas notas en un examen, ejercitar el cuerpo para el verano, aprender a montar en bicicleta), nos coloca en una posición más cercana al éxito que si no trabajamos esos minutos diarios.

Comentarios