martes. 12.12.2017 |
El tiempo

Un reto de altura para el líder

Un reto de altura para el líder

Primera parada en el Palacio de los Deportes de Pontevedra para el MMT Seguros. Los zamoranos visitan este sábado (20.00 h) al Balonmano Cisne en el escenario en el que habitualmente disputa sus partidos la SD Teucro, a quien deberá medirse, también en tierras gallegas, en el regreso del campeonato en enero. La elección de este pabellón para el último duelo del año tiene que ver con temas de aforo y también con asuntos televisivos, ya que las cámaras de la TVG cuentan con más medios para trabajar en la que es la principal instalación de la ciudad.

Sea como fuere, el MMT Seguros viaja con la idea de regresar con dos puntos para afianzarse en el liderato antes del parón navideño y evitar así que, precisamente, la SD Teucro llegue al duelo decisivo de principio de año con ventaja en la clasificación. Los pistacho alcanzan el choque en buena forma, tras dos partidos consecutivos en casa que sirvieron para borrar el mal sabor de boca de la derrota ante el Ars Palma del Río.

En todo caso, el duelo se presenta como una batalla compleja para los hombres de García Valiente, que se miden a uno de los rivales con más potencial ofensivo del campeonato y con un mayor índice de éxito cuando actúa como local. De hecho, los pontevedreses tan solo han caído en casa ante el filial del Barcelona y acumulan víctimas una tras otra para seguir metidos en la pelea por disputar el play off a pesar de su mala hoja de servicios a domicilio.

Ante esta serie de circunstancias, García Valiente ha apelado, como es costumbre, a controlar el ritmo del partido y a lograr que las cifras goleadoras no se disparen por encima de los 25 goles. El técnico del MMT Seguros es consciente de las virtudes del rival y también de las propias, por lo que ha incidido en la necesidad de llevar al Balonmano Cisne a un terreno incómodo para tener más opciones de lograr la victoria.

En cuanto al capítulo de altas y bajas, el MMT Seguros viaja con todos sus hombres disponibles, a pesar de los golpes y contracturas que sufren varios jugadores. El más 'tocado' es Guille, que sigue trabajando con dificultades por sus problemas en el hombro, pero que estará en Pontevedra para afrontar con los suyos un reto que, de ser superado, dejaría a los zamoranos en lo más alto, al menos, hasta mediados de enero.

Comentarios
Lo más