lunes. 23.10.2017 |
El tiempo

Las peticiones de nacionalidad se reducen a la quinta parte en apenas dos años en Zamora

Las peticiones de nacionalidad se reducen a la quinta parte en apenas dos años en Zamora

El Instituto Nacional de Estadística (INE) publicaba en los últimos días los datos de peticiones de nacionalidad española de 2015, que en la provincia de Zamora continúan descendiendo. El año pasado fueron 84 las solicitudes, casi una tercera parte menos que el año anterior y la quinta parte que dos años antes.

En concreto, según estos datos, de las 84 personas que pidieron la nacionalidad, 19 poseían previamente la nacionalidad dominicana, 12 eran colombianos, 10 ecuatorianos, 8 marroquíes, 5 venezolanos, 3 argentinos, 3 peruanos, 2 rumanos, 2 portugueses y 2 cubanos. Esas, por tanto, resultan ser las diez nacionalidades de los ciudadanos que más demandaron asumir la nacionalidad española en Zamora. 

Al margen de los ya mencionados, hubo otros 17 ciudadanos de otras nacionalidades que también lo solicitaron. Ecuador, Marruecos y Venezuela fueron las únicas nacionalidades que subieron en la solicitud de la nacionalidad española.

En el conjunto de España, un total de 114.207 extranjeros residentes adquirió la nacionalidad española, un 44% menos que en el año anterior. En cuanto a los modos de adquisición de nacionalidad española, el 70% (80.096 casos) fue por residencia. Por edad, las personas entre 35 y 39 años constituyeron el grupo más numeroso en cuanto a adquisiciones de nacionalidad española.

Obtener la nacionalidad española ya no es tan fácil. Desde el pasado mes de octubre está en vigor la reforma del Registro Civil, que modifica los trámites para la obtención de la nacionalidad por residencia, una gestión que hasta ahora era gratuita y que entre las tasas administrativas, la documentación compulsada y las matrículas para los exámenes que habrá que superar, podrá llegar a costar más de 300 euros a los solicitantes.

En concreto, los extranjeros que deseen solicitar la nacionalidad tendrán que pagar una tasa inicial de 100 euros sólo por iniciar el procedimiento y con independencia de cuál sea el resultado final. De otro modo, no se tramitará el expediente, algo que hasta ahora no ocurría pues la gestión en los registros civiles era gratuita.

Además, si el extranjero no es oriundo de algún país donde el castellano sea lengua oficial, tendrá que someterse a una prueba de idioma en el Instituto Cervantes para obtener el Diploma de español DELE, en un nivel A2 o superior. La matrícula para este examen, cuya primera convocatoria será el 20 de noviembre, tiene un coste de 121 euros.

Sea o no hispano hablante, el aspirante a la nacionalidad tendrá que superar la Prueba de conocimientos constitucionales y socioculturales de España (CCSE), un examen tipo test de 25 preguntas de las que habrá que acertar 15 y cuya convocatoria exige el pago previo de 85 euros que darán derecho a un único intento. En caso de suspender, el solicitante tendrá que pagarlos de nuevo. El primer examen será el 29 de octubre.

Comentarios
Lo más