sábado. 21.10.2017 |
El tiempo

Precaución a la hora de pagar en destino

Precaución a la hora de pagar en destino

Combina el efectivo y el pago con tarjeta, y evita sacar del cajero 

Por lo general, la mejor forma de pagar en vacaciones es combinar el efectivo y los pagos con tarjeta, y evitar sacar del cajero, aunque con ciertas peculiaridades en función de tu destino. 

En España 

La nueva normativa sobre las comisiones por sacar del cajero ha reducido las posibilidades de extraer dinero gratis un dispensador que no sea de tu propio banco. Por tanto, antes de viajar, consulta cuántas sucursales tiene tu entidad en tu destino. Si no dispone de muchas, lo mejor será que lleves efectivo y pagues con tarjeta, en lugar de sacar de un dispensador.  

En la Zona Euro 

La combinación de efectivo más pago con tarjeta es la más adecuada, ya que ninguna supondrá un coste extra para ti. En caso de tener que sacar de un cajero, recuerda que siempre es más barato hacerlo con tarjeta de débito que con tarjeta de crédito: con las de débito tendrás que abonar un cargo medio del 3,81% (sujeto a un mínimo de 2,95 euros) y con las de crédito, un 4,21% (mínimo, 3,31 euros). Además, aunque tu banco te ofrezca extracciones gratuitas fuera de España, algunos bancos podrían aplicarte una ‘surcharge fee’, que es una comisión que cobra la entidad dueña del cajero.  

En países con moneda distinta al euro 

Fuera de la Eurozona, lo más económico es moverse con efectivo. Si por motivos de seguridad o de comodidad se recurre a la tarjeta, hay que tener claro que siempre habrá que pagar comisiones. Eso sí, depende de cómo se usen o del tipo de tarjeta que se emplee, el coste puede ser distinto. Si se paga con tarjeta en comercios, habrá que pagar por cambio de divisa un cargo del 2,71% (sujeto a un mínimo de 2,04 euros), tanto con las de débito, como con las de crédito. Si se quiere sacar del cajero, los costes serán mayores y habrá que pagar dos tipos de comisiones: la que se cobra por sacar del propio dispensador (que siempre supera el 4%, y es mayor en las tarjetas de crédito) y las aplicadas por cambio de divisa (2,71%, sujeto a un mínimo de 2,04 euros). 

Utiliza pases turísticos combinados en lugar de comprar las entradas por separado 

Muchas grandes ciudades disponen de pases combinados que incluyen, por un precio único, la entrada a muchas de sus atracciones turísticas e, incluso, la opción de incluir transporte. Londres, por ejemplo, dispone de la tarjeta ‘London Pass’, que permite visitar más de 60 atracciones e incluir su tarjeta de transporte (Oyster Card) en el mismo paquete: comprando un pase de 10 días de desplazamiento y entradas, un usuario podría ahorrar 350 libras. Además, este pase incluye una guía turística con mapas gratuitos, lo que permite un ahorro extra. 

Comentarios
Lo más