jueves. 14.12.2017 |
El tiempo

Jairo Prieto, el cazador de pueblos fantasma

Jairo Prieto, el cazador de pueblos fantasma

Se define como autodidacta, inconformista, aventurero y soñador. De pequeño, le encantaba ver documentales de aventuras de National Geographic y Discovery Channel. Sin embargo, su verdadera fascinación por los pueblos abandonados comenzó a raíz de los viajes que realizó en compañía de un amigo en busca de tesoros. “Con él recorrí las montañas y los bosques de la provincia en busca de castros, ermitas, monasterios, santuarios, tumbas y sarcófagos, perdidos entre la maleza, como si fuésemos unos intrépidos aventureros o exploradores al más puro estilo de Indiana Jones o Robinson Crusoe”, cuenta en el prólogo del libro.

Con él aprendió mucho y eso le dio “alas a su imaginación”: “Me hizo reflexionar en cómo tuvo que ser la vida de aquellas gentes […] ¿cómo era su día a día?, ¿qué historias guardan sus calles? ¿había algún monumento de interés?, ¿cuáles fueron los motivos de su abandono o desaparición?… todas esas incógnitas me proporcionaron el combustible suficiente para moverme y empezar a investigar. Al día siguiente, cogí un bolígrafo y una libreta y empecé a investigar las poblaciones cercanas”. 

El resultado: ‘Pueblos fantasma de Zamora. Mapas y rutas por pueblos abandonados de la provincia’. Un completo estudio de la Biblioteca de Cultura Tradicional Zamorana editada por Semuret y publicada en noviembre de 2015. La guía abarca 43 pueblos abandonados e incluso desaparecidos, aquellos que ya ni siquiera aparecen en los mapas. La publicación recoge fotografías y testimonios e incluso indicaciones de cómo llegar. 

Y es que, tal y como explicó en la rueda de prensa de presentación del libro, su verdadera intención no es que los lectores lean su libro y lo dejen en una estantería. No. Su propósito es que se lo lleven consigo y que hagan las rutas investigando también por sí mismos. “En el fondo, es una investigación”, afirmaba. Un estudio de campo que invita a descubrir los rincones de la provincia a modo de turista pero que también pone de relieve el abandono rural y la inminente despoblación de muchos de los pueblos también citados en la publicación que apenas cuentan con diez habitantes. Turismo, historia y toque de atención en 170 páginas.

Según refleja la página web de la editorial Semuret, el libro está agotado. A la espera de una tercera edición, pueden seguir descubriendo más rutas, historias y anécdotas a través de la página de Facebook: ‘Pueblos fantasma de Zamora’. 

Artículos relacionados: 

Las ruinas del poblado minero de Almaraz, a tan solo 20 kilómetros de la capital

Salto de Castro, el poblado fantasma de los Arribes del Duero 

Fito o Moscas, algunos de los pueblos zamoranos desaparecidos 

 

Comentarios
Lo más