domingo. 17.12.2017 |
El tiempo

Martín Alén e Isabel García marcan como “un logro” que una mujer dirija la Semana Santa

Martín Alén e Isabel García marcan como “un logro” que una mujer dirija la Semana Santa

Antonio Martín Alén llegaba a la Junta Pro Semana Santa hace años y lo hacía con las aguas revueltas, dadas las malas relaciones existentes entre cofradías. Una situación caótica que se ha reconducido hasta llegar a día de hoy en el que reina un clima de armonía y entendimiento. “Yo vine despacio y calladamente. Si se logró calmar la situación en la Semana Santa no fue solo labor mía, fue cosa de todos y tengo que agradecerlo también”, comentaba el presidente saliente a los medios de comunicación.

Alén deja abierto el proyecto del museo de Semana Santa: “La labor que hemos emprendido es la de tratar de convertir un pequeño museo en un gran museo. Es una labor de todos, la hemos empezado todos y no solo yo, hemos tenido el apoyo de todos los presidentes y cofradías y no hay marcha atrás. Tenemos el apoyo de todas las instituciones y otros organismos, como Caja Rural, a quien agradezco por todo lo que han hecho por la Junta Pro Semana Santa”, explicaba, a la vez que animaba a Isabel García a seguir adelante con la lucha.

En cuanto al hecho de que por primera vez una mujer coja las riendas de la Junta Pro Semana Santa, Martín Alén confesaba: “Es un logro para Zamora que tengamos a la primera mujer en toda Castilla y León como regidora de una Semana Santa”. En este sentido, la propia García Prieto prefería no entrar a polemizar sobre la idoneidad de que todas las cofradías abran sus cupos a mujeres: “Yo en ese tema prefiero no meterme porque las cofradías tienen un régimen interno en el que no debo meterme. De todas maneras creo que estamos avanzando mucho en ese sentido”.

Una vez proclamada presidenta, Isabel García presentaba a su junta directiva, con dos cargos que repiten con respecto a la directiva de Martín Alén, y dos nuevas caras: las de los presidentes de Jesús Nazareno y de Jesús en su entrada triunfal en Jerusalén. “He elegido a dos presidentes recién llegados porque la savia nueva siempre es buena y ellos lo son. Tengo plena confianza en ellos y por eso he querido que estuvieran en esta nueva etapa”.

Por último, la nueva presidenta, reconocía: “Tengo que ganarme la confianza de todos los presidentes y esa es mi meta. Semana Santa son los 365 días del año, aquí no se para. Imagino que ahora en lo que respecta a mí, el trabajo va a ser el doble”, finalizaba.

Comentarios
Lo más