martes. 12.12.2017 |
El tiempo

Los médicos de familia reclaman medidas urgentes para frenar el botellón entre menores de edad

Los médicos de familia reclaman medidas urgentes para frenar el botellón entre menores de edad

Las recientes noticias relacionadas con el consumo de alcohol entre menores han puesto sobre la mesa la “urgencia de una respuesta legal” para frenar el consumo de alcohol entre jóvenes, según reclaman los médicos de familia agrupados en la Sociedad Española de Medicina de Familiar y Comunitaria (semFYC). A través de su Grupo de Educación Sanitaria y Promoción de la Salud, señala que datos como que el 32% de los menores que cursan secundaria reconocen haber consumido alcohol en forma de atracón de cinco o más copas en un corto espacio de tiempo demuestran que “no se trata de un hecho aislado”.

“La lamentable muerte de una menor por coma etílico en la localidad madrileña de San Martín de la Vega ha causado la lógica alarma social frente a la que la comunidad debe responder. Como miembros de la comunidad, los médicos de familia consideramos, tristemente, que no se trata de un hecho aislado puesto que los datos revelan cómo el alcohol está afectando a los jóvenes: en los últimos doce meses el 76,89% de los jóvenes han consumido alcohol, el 22% se ha emborrachado y el 32% ha consumido alcohol en forma de atracón (cinco o más copas en un corto espacio de tiempo)”, explica Rodrigo Córdoba, coordinador del Grupo de Educación Sanitaria y Promoción de la Salud de la semFYC.

Los datos provienen de la Encuesta sobre uso de drogas en enseñanzas secundarias de 2016, un informe cuyo objetivo es conocer la situación y las tendencias de los consumos de drogas, los patrones de consumo, los factores asociados y las opiniones y actitudes ante las drogas de los estudiantes de Enseñanzas Secundarias de 14 a 18 años. Y orientar el desarrollo y evaluación de intervenciones destinadas a reducir el consumo y los problemas asociados. “Si consideramos que el consumo de alcohol en esa franja de edad debería ser 0, los datos son muy preocupantes”, concluye.

Las medidas de prevención y control que reclaman que se adopte la prohibición del consumo en la vía pública de todos los tipos de alcohol, limitar la publicidad de cualquier bebida alcohólica, no solo los licores, controlar los puntos de acceso, acotar los horarios de venta, y subir impuestos sobre las bebidas alcohólicas, teniendo en cuenta que los tipos impositivos Españoles se encuentran entre los más bajos de la Unión Europea.

Además de estas medidas, cabe llevar a cabo programas de educación e información dirigidas a las familias y a los jóvenes, aunque “la información y la educación solo son útiles en un contexto en la que se limite la promoción del alcohol y en la que haya menos disponibilidad, accesibilidad y permisividad con las bebidas alcohólicas en los menores”, señala Rodrigo Córdoba.

Más impuestos, mayor precio, menos consumo

Cuantitativamente, la tasa impositiva especial a la que se someten las bebidas alcohólicas, según datos publicados, estima que un aumento del 10% del precio del alcohol produce una disminución del 8% del consumo. Con el alcohol, además, se debe tener en cuenta que “a nivel mundial es unos de los obstáculos mayores para el desarrollo de los países, para reducir la desigualdad social y la pobreza”, señala el Grupo de Educación Sanitaria y Promoción de la Salud de la semFYC.

La restricción absoluta de la publicidad del alcohol es otra de las claves para enfrentarse con el problema del alcohol. Por mucho que la industria del alcohol en España pague campañas para que los jóvenes no consuman alcohol, debemos saber que los jóvenes tienen una probabilidad más de cinco veces mayor de beber las marcas anunciadas en la televisión, y un 36% más alta de beber marcas que anuncian en las revistas en comparación con las marcas que no se anuncian en estos medios.

En sentido similar, Salvador Tranche, Presidente de la semFYC, considera que “ante la ineficacia de las medidas adoptadas hasta la actualidad y dado que se trata de un importante problema de salud pública y social, es imperativo implantar las medidas propuestas por los Ministros Europeos” por lo que “la semFYC apoyará al Gobierno y a la ministra de Sanidad en la puesta en marcha de medidas de eficacia probada en la reducción del daño que provoca el alcohol en menores”.

 

Comentarios
Lo más