miércoles. 13.12.2017 |
El tiempo

El acuerdo entre equipo de gobierno, Ciudadanos y no adscritos permite una cómoda aprobación del presupuesto

El acuerdo entre equipo de gobierno, Ciudadanos y no adscritos permite una cómoda aprobación del presupuesto

No hubo sorpresas. El presupuesto municipal para el 2017 ha salido adelante con los votos a favor del equipo de gobierno (11), de Ciudadanos (2) y de los no adscritos (2). Tras el pacto económico sellado por las tres partes la semana pasada, el resultado estaba cantado y el alcalde y su grupo de concejales afrontaban la votación con suma tranquilidad, una calma que se mantuvo durante toda la sesión plenaria, en un debate en el que Francisco Requejo y José Luis Gómez recalcaron su apoyo a la hoja de ruta trazada por IU y PSOE. 

De hecho, las únicas reflexiones que plantearon ambos durante la discusión en el Salón de Plenos tuvieron que ver con la necesidad de fomentar más acuerdos a favor de la ciudadanía: "La gente demanda pactos", señaló Gómez en la primera intervención. El concejal no adscrito reclamó, eso sí, un esfuerzo al equipo de gobierno para que el acuerdo firmado no se convierta en papel mojado. Por los mismos derroteros fueron las palabras de Requejo, que insistió en solicitar "consenso" y que reivindicó su papel como "oposición constructiva".

En el otro lado de la trinchera, Clara San Damián se despacho a gusto y señaló que el presupuesto supone "la caída del mito de Guarido y la constatación de su fracaso". La portavoz popular aseveró que el 2016 ha sido "un año perdido para Zamora" y que el documento de cara al ejercicio venidero "es prácticamente el mismo". Además, la responsable del PP metió el dedo en la llaga de la falta de participación, advirtió de la posibilidad de que aumente la carga fiscal y criticó la escasez de inversiones previstas.

El encargado de responder a la primera intervención de San Damián fue Miguel Ángel Viñas, que comenzó replicándole a San Damián que al equipo de gobierno le gustaría "gastar muchísimo", pero que la ley nacional limita su margen de actuación. El responsable de Hacienda apeló a "mejorar la ciudad poco a poco", auguró un buen 2017 para la capital y recordó que IU y PSOE mantienen sus compromisos de "dar las mismas oportunidades a todos los licitadores, ahorrar en la contratación, mantener inversiones, bajar los impuestos y acabar con los grandes agujeros del pasado.

En la segunda ronda de intervenciones, San Damián lamentó "la visión pobre que tiene de Zamora" el equipo de gobierno y acusó a Guarido de ser "conservador" y también de dejar de lado aspectos importantes como el turismo. Esta vez, el encargado de responder fue el alcalde, que cerró el debate agradeciendo la colaboración de Ciudadanos y no adscritos y recordándole a la portavoz popular que su objetivo "no es el éxito personal, sino el trabajo por la ciudad".

Finalmente, la votación tuvo el resultado esperado, con quince votos a favor y diez en contra, los de los concejales del grupo popular.

Comentarios
Lo más