martes. 12.12.2017 |
El tiempo

La Biblioteca perdona los retrasos en la devolución de libros a cambio de alimentos

La Biblioteca perdona los retrasos en la devolución de libros a cambio de alimentos

En diciembre de 2012, la Biblioteca Regional de Murcia puso en marcha la campaña ‘Biblioteca Quitapesares’. Quitapesares es un término coloquial murciano, por lo que la Biblioteca Pública de Zamora ha preferido cambiar el nombre por ‘Quitapenas'. Sin embargo, tal y como aseguran desde la institución, lo que menos importancia tiene es el nombre. Lo realmente relevante es el contenido de la campaña, a la que se han adherido a lo largo de estos años muchas bibliotecas de España y de fuera del país.

El propósito del proyecto ‘Biblioteca Quitapenas’ es cambiar las sanciones de los usuarios de la Biblioteca Pública, originadas por el retraso en la devolución de documentos tomados en préstamo, por la entrega de alimentos que posteriormente se donarán al Banco de Alimentos de Zamora.

Con esta campaña se pretende cubrir tres objetivos:
- Colaborar con el Banco de Alimentos con el fin de ayudar a paliar las necesidades básicas de las personas más desfavorecidas. Si bien es cierto que no hace falta tener una sanción para colaborar.
- Fomentar el uso de los recursos documentales de la Biblioteca Pública: aquellos usuarios que están sancionados por retrasarse en la entrega del material que tienen en préstamo, podrán seguir haciendo uso de los servicios ofrecidos por la Biblioteca si colaboran con la campaña.
- Que la Biblioteca Pública no sea vista como una institución cultural reservada a una minoría, sino como un lugar vinculado a la comunidad, un centro donde todos puedan formarse, donde todos puedan obtener información cuando la necesiten y en el que todos puedan satisfacer sus necesidades de ocio cultural.

A la entrada de la Biblioteca (en la zona de recepción), se colocará una caja-contenedor donde se irán recogiendo los alimentos. Cuando el bibliotecario de una de las secciones de la biblioteca (infantil, audiovisuales, hemeroteca o préstamo), le comunique a un usuario que tiene una sanción por retraso, a la vez le informará de la campaña. Si el usuario está dispuesto a participar, se le retirará la sanción ante el compromiso de que entregará el alimento al que esté obligado, según la tabla de equivalencias establecida entre sanciones/alimentos.

A los usuarios más despistados, con mayores retrasos en las devoluciones, la Biblioteca les envía siempre una carta en la que les recuerda que el plazo del préstamo ya se ha cumplido y que deben devolver los  documentos. Ahora, durante los tres meses que dure la campaña, también se les incluirá información de la misma, junto con la tabla de equivalencias, para que participen en ella si lo desean.

Así por ejemplo, si el usuario ha recibido una sanción de hasta 10 días, podrá condonar su deuda con un kilo o litro de productos básicos. Si la multa oscila entre 10 y 30 días, un pack de leche o equivalente. Si supera el mes, dos packs de leche. Si sobrepasa los tres meses, se estudiará el caso. Sin duda, un enriquecedor trueque de cultura y solidaridad en favor de los más necesitados. 

Comentarios
Lo más