viernes. 19.01.2018 |
El tiempo

La odisea de llevar un producto a reparar

La odisea de llevar un producto a reparar

Facua-Consumidores en Acción enumera una lista con hasta veintinueve problemas que pueden sufrir los usuarios cuando llevan un producto a reparar, dentro o fuera del periodo de garantía.

Estos abusos en las reparaciones de productos están recogidos en el nuevo capítulo de Timocracia, el segundo libro de su portavoz, el periodista Rubén Sánchez. El libro puede descargarse gratis y por entregas en la web Timocracia.com. En él se enumeran trescientas trampas con las que empresas y gobiernos toman el pelo a los consumidores.

Bajo el título 29 excusas que puedes encontrarte cuando llevas a reparar un cacharrito averiado, el portavoz de Facua pone de manifiesto todo tipo de trabas que plantean muchos comercios para negarse a asumir sus obligaciones legales durante los dos años de garantía.

"La lista de abusos es de lo más variopinta", explica Sánchez, "desde derivar la responsabilidad al fabricante hasta pedir dinero por enviar a arreglar el equipo a otra provincia, pasando por inventar que determinadas marcas tienen una garantía de sólo un año en lugar de dos o negarse a darnos otro producto o nuestro dinero cuando intentan repararlo varicas veces sin éxito".

"Los retrasos injustificados en las reparaciones también son problemas muy frecuentes", denuncia el portavoz de Facua. "Que reparen el aparato en otro país no justifica un mes de espera, porque evidentemente el transporte no se realiza en camello, como tampoco hay por qué aguantar dos meses si la excusa es que han tenido que pedir las piezas al fabricante: la ley le da un plazo máximo de quince días para suministrarlas si el producto está hecho en España y de un mes si es de importación".

Comentarios