jueves. 19.10.2017 |
El tiempo

La tasa de absentismo laboral se agudiza durante el último año

La tasa de absentismo laboral se agudiza durante el último año

El absentismo laboral es una práctica que durante 2015 ha supuesto unos costes directos de 5.132 millones de euros a la Seguridad Social por prestaciones económicas y de 3.857 millones de euros a las empresas por el abono de la prestación económica en los primeros días de baja.    

La importancia de este fenómeno ha llevado a la empresa de recursos humanos Adecco a publicar por quinto año consecutivo su informe sobre absentismo, realizado en colaboración con el IESE, Garrigues, AMAIT, FREMAP, la Universidad Carlos III de Madrid y el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo.  

La tasa de absentismo se define como el porcentaje de las horas no trabajadas (sin contar vacaciones, festivos ni horas perdidas debido a expedientes de regulación de empleo) respecto a la jornada pactada efectiva. Para el cómputo, en este trabajo se han empleado datos sobre horas trabajadas y no trabajadas procedentes de la Encuesta Trimestral de Coste Laboral (ETCL) del Instituto Nacional de Estadística (INE).       

Tras aumentar entre los años 2000 y 2007, se estabilizó y redujo ligeramente entre 2008 y 2011, produciéndose una bajada más profunda en 2012 y 2013. En 2014 se produjo un leve repunte, por primera vez en seis años, que se agudizó durante el 2015 hasta llegar a casi el cinco por ciento. Niveles todavía por encima de los que se registraron en los años 2000 y 2001.   

El factor determinante de la tasa de absentismo resulta ser el número de horas no trabajadas por Incapacidad Temporal. Asimismo, se observa en el periodo analizado, 2000-2014, una reducción gradual del número de horas pactadas por trabajador y año que, según la Encuesta Trimestral de Coste Laboral, fueron 1.795 en 2014, mientras que 2015 es el primer año en el que no se reducen las horas.                  

Comentarios