lunes. 11.12.2017 |
El tiempo

Las instantáneas de la Pasión

Las instantáneas de la Pasión

La Semana Santa es el momento culmen del año en Zamora y también un gran escaparate para que los fotógrafos puedan lucirse y captar la esencia de las diferentes procesiones a través de sus cámaras. Algunos de ellos han recibido este lunes un reconocimiento por su acierto a la hora de transmitir la realidad de la Pasíón mediante una imagen fija en el Concurso Nacional que, cada año desde hace 32, se organiza para seleccionar a los mejores.

El acto de entrega de premios ha tenido lugar en medio de una exposición fotográfica sobre la Semana Santa que también se ha inaugurado en el Claustro del Colegio Universitario. Allí, de la mano de los responsables de la Junta Pro y de las autoridades, representadas por Mayte Martín Pozo y María Eugenia Cabezas, los galardonados han sido homenajeados apenas un mes y medio después del fallo del jurado.

En esta edición, el ganador del concurso ha sido el joven de veinte años Álex Alonso, un fotógrafo que, a pesar de su edad, ya ejerce de manera profesional y que está especializado en el ámbito de la moda. La imagen  corresponde al desfile del Yacente, y se ven, salidas de la oscuridad, tres hileras de penitentes alumbrados por la luz que desprenden los hachones. 

Además, el segundo premio fue a parar a las manos de Jorge Ramos, que fotografió un plano detalle de un farol de las Capas Pardas tomado por las manos de un hermano. El tercer galardón recayó en el conocido fotógrafo local José Luis Leal, que esta vez apostó por una instantánea de la Buena Muerte.

Como cada año, además de los tres primeros premios, también se entregaron tres menciones. En este caso, los galardonados fueron: Álex Alonso (Virgen de la Soledad saliendo de San Juan), Carlos Fernández (Cristo del Espíritu Santo con la cúpula de la Catedral) y Javier Pedro Fernández (cofrades del Santo Entierro en un momento del desfile). 

Por último, también se decidió el vencedor del premio de la Verónica, que en esta ocasión fue a parar a las manos de Miguel Prieto.

Comentarios