jueves. 19.10.2017 |
El tiempo

Las editoriales garantizan que los libros de texto llegarán a tiempo este curso

Las editoriales garantizan que los libros de texto llegarán a tiempo este curso

El inicio del curso pasado estuvo marcado por la polémica implantación de la nueva Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa, popularmente conocida como Lomce, pese a que se encontraba en su segundo año de aplicación. Una de las consecuencias más graves que trajo consigo, a juicio de las asociaciones de padres y madres de alumnos de diferentes centros y sindicatos de enseñanza, fue el retraso en la disponibilidad de los libros de texto renovados. “Las editoriales han tenido que preparar los nuevos libros en un clima de incertidumbre sobre el proceso de implantación de la nueva ley dada la oposición de algunas comunidades autónomas”, subrayaban por aquel entonces desde la Asociación Nacional de Editores de Libros y Material de Enseñanza.

Después de que en el primer año, la Junta y Delegaciones Territoriales de la misma decidieran no cambiar los libros en Primero, Tercero y Quinto de Primaria, cursos en los que se empezó implantando la Ley, en este segundo año en los que Segundo, Cuarto y Sexto de Primaria se unen, además de Primero y Tercero de la ESO y Primero de Bachillerato, el cambio de políticas en este aspecto ha sido completo a falta de que se corrobore el curso planteado para la Lomce, marcado el año anterior. Este año el cambio llega a los cursos de Segundo y Cuarto de la ESO y Segundo de Bachillerato. No obstante, y según aseguran desde la misma fuente. No se espera que se dé ninguna anomalía al respecto como sí sucedió el curso anterior.

El motivo para que desde las familias y desde los centros escolares reine un clima de tranquilidad tiene que ver con que Castilla y León ha hecho los deberes a tiempo. No como el curso pasado, que demoró más de lo previsto la aplicación de la normativa autonómica. “Todo depende de si se aprueba a tiempo el currículum y esta vez se ha hecho a tiempo, en el mes de mayo. En un principio no debería de haber ningún problema con ningún libro de ningún curso ya que no contamos con ese escaso tiempo que sí nos marcó el año anterior. Toda la labor de planificación ya se ha hecho porque los centros aprobaron su currículum en mayo. Las editoriales ya conocen los contenidos y es muy difícil que haya problemas. Los libros, salvo que ocurra algún problema en la distribución, estarán a tiempo”, manifiestan desde la Asociación Nacional de Editores de Libros y Material de Enseñanza.

Comentarios
Lo más