jueves. 14.12.2017 |
El tiempo

Tres cuartos de la población ha cambiado sus hábitos debido a la crisis

Tres cuartos de la población ha cambiado sus hábitos debido a la crisis

La situación económica de los últimos años ha provocado cambios en los hábitos de consumo para tres cuartas partes de la ciudadanía. La mayoría en los últimos años busca más las ofertas, mientras que aprovechar la comida, reducir el gasto en alimentación o diversificar la compra son otras opciones para tratar de ahorrar. 

De hecho, los consumidores afirman, en un 37% de los casos, que buscan más las ofertas que hace un año por el 24% de los encuestados que aseguran no haber cambiado sus hábitos. Destaca también que el 23% afirma aprovechar más la comida y el 10%, reducir el gasto en alimentación. Donde menos cambios se han detectado ha sido en las familias numerosas, posiblemente por el poco margen de maniobra del que disponen, según recogen en la Encuesta de Hábitos de Compra y de Consumo elaborada por el sindicato FUCI. 

En cuanto a las ofertas, la mayoría de los que las buscan lo hacen a través de canales alejados a su ámbito privado. Así, solo el 12% afirma preferir hacerlo a través de llamadas al teléfono o del correo electrónico, mientras que el canal preferido es en la propia noticia, con un 27%, y el buzón, elegido por un cuarto. Además, a pie de calle y a través de medios de comunicación, también lo quieren un 13%. Sin embargo, a medida de ser más jóvenes, las preferencias cambian hacia lo electrónico. 

La recuperación no se nota en la confianza

En los últimos meses, las estadísticas macroeconómicas han mejorado y los diferentes corrillos hablan sobre la recuperación económica de España. Así, el porcentaje de la población total que ha cambiado los hábitos de compra ha pasado de un 60% a un 76%, mientras que la búsqueda de ofertas también ha aumentado en un 4%. 

Lo que no ha cambiado es el porcentaje de personas que intenta aprovechar la comida y, de hecho, solo un 12% asegura que debe tirar en ocasiones parte de ella. Sí ha aumentado, aunque mínimamente, las personas que deben ajustar su gasto en alimentación, pasando de un 9% a un 10% en el último año. 

Por último, se mantiene prácticamente estable el aumento en el tiempo que cada familia o persona destina a la compra para buscar esas mejores ofertas que lleguen al bolsillo. De esta manera, se traduce en un 10% más con respecto al que se destinaba hace dos años. Entre los hábitos en los últimos años se destacan las compras cada vez más habituales y de menos valor para racionalizar el gasto de la mejor manera posible. 

Descienden las comidas fuera del hogar

Solo una cuarta parte de los consumidores encuestados afirman alimentarse con cierta frecuencia fuera del hogar, aunque un 50% admite hacerlo, al menos, una vez a la semana. Esta frecuencia lo es mayor en el ámbito urbano que en el rural, con un 37% y 51%, respectivamente, que no lo hacen nunca. 

En cuanto a la diferencia de la frecuencia de comidas fuera del hogar en función del sexo del encuestado, se descubre que es mayor en los hombres que en las mujeres. Un 21% de los hombres afirma comer fuera de casa 4 o 5 veces a la semana frente a sólo un 4% de las mujeres.

Comentarios
Lo más