lunes. 23.10.2017 |
El tiempo

Aumentan las familias que recurren a pagar a plazos para poder ir de vacaciones

Aumentan las familias que recurren a pagar a plazos para poder ir de vacaciones

Cientos de zamoranos pagarán a plazos los 1.886 euros por persona que, de media, costarán las vacaciones este verano. Esta cifra equivale al 5% del total que tendrá que aplazar los gastos de su descanso estival, según un informe de la web del ahorro www.kelisto.es, que revela que cada ciudadano que decida financiar sus vacaciones tendrá que pagar 99,14 euros de media en concepto de intereses.  

Este verano, la mitad de los españoles saldrá de vacaciones, unos días de relax por los que habrá que abonar una media de 1.886 euros por persona, un 10% (167 euros) más que el año pasado. Ahora bien, para poder hacer frente a este gasto, muchos recurren a un producto de financiación. En la práctica totalidad de los casos, la opción elegida es la de las tarjetas de crédito revolving o de pago aplazado con intereses: es decir, aquellas que permiten pagar en varias mensualidades una cantidad de dinero, a cambio de pagar un interés.  

“El hecho de que las tarjetas de crédito sean el producto más usado no las convierte en la alternativa más barata. Los plásticos que permiten el pago aplazado aplican un interés medio del 17,67% TIN: un 16,79% en el caso de las tarjetas con vinculación bancaria (las que se conceden a quienes son clientes de un banco) y un 23,47% en el caso de las que no exigen cambiar de entidad para su contratación". Por tanto, si un consumidor decidiera aplazar el gasto vacacional en seis meses, terminaría pagando, de media, unos intereses de 99,14 euros, lo que supone un total de 173,97 millones de euros”, explica la portavoz de Finanzas Personales de Kelisto.es, Estefanía González. 

Los préstamos personales, pese a ser una alternativa que casi no se utiliza para financiar el descanso estival, ofrecen una financiación mucho más barata. De media, estos productos aplican un interés del 7,06% TIN: es decir, cobran 39,32 euros por fraccionar un gasto como el de las vacaciones verano. Por tanto, elegir un préstamo personal permitiría ahorrar un 60% en la cantidad que habría que abonar en concepto de intereses, lo que equivale a 60 euros por persona.

Comentarios
Lo más