sábado. 24.02.2018 |
El tiempo

El Zamarat aprovechará el parón para recuperar efectivos

El Zamarat aprovechará el parón para recuperar efectivos
La primera vuelta de la Liga Femenina ya es historia. En algo más de dos meses, los equipos se han ventilado trece partidos y han llegado al ecuador de la competición. El CD Zamarat ha cerrado esta mitad inicial del campeonato con un resultado aceptable. Las naranjas están situadas en la séptima posición, con seis triunfos y siete derrotas. El play off está a tres victorias de distancia; el descenso, a cuatro. El conjunto de Juan de Mena afrontará, por tanto, el 2015 en un contexto de riesgo bajo y de complicado acceso a la zona noble. 

El conjunto naranja comenzó la Liga con las dudas que entrañaba la confección de una plantilla corta y con muchas novedades y con el recuerdo de la mala actuación de la temporada anterior, que llevó a las zamoranas a caminar sobre el alambre hasta la última jornada. No obstante, el triunfo ante el Rivas Ecópolis rebajó la tensión y dio paso a una serie de seis partidos en dos semanas que dejó un bagaje de dos victorias y cuatro derrotas. Eso sí, los malos resultados llegaron ante conjuntos que, a la postre, cerrarían la primera vuelta entre los seis primeros.

A raíz de la normalización del calendario, con un partido a la semana para cada equipo, el conjunto naranja adquirió una velocidad de crucero mayor. El Zamarat se exhibió ante Cáceres, impuso su ley en Ferrol y elevó las expectativas del entorno, que comenzó a imaginar la posibilidad de que el equipo peleara por la parte alta de la clasificación. Las lesiones de las bases y alguna mala actuación puntual, como la que tuvo el cuadro naranja en Bembibre, aplacaron la euforia y devolvieron a las naranjas a su realidad de la zona media.

Para terminar, el Zamarat cerró el capítulo de 2014 con un triunfo épico en San Sebastián y con una derrota sonrojante ante Gran Canaria que tiene más efecto en la autoestima que en la clasificación, pero que deja un mal sabor de boca en el paladar de los aficionados durante el parón. Las ausencias de Ylenia Manzanares, Sandra Pirsic y Natalie Van den Adel, unidas a los evidentes problemas físicos de Marina Delgado y al escaso acierto de varias de las jugadoras que sí estaban en condiciones terminaron desembocando en un duro varapalo.

Con el objetivo de evitar que este tipo de actuaciones se repita, el CD Zamarat descansará hasta el 30 de diciembre con la intención de recuperar a varias de sus jugadoras al regreso de las vacaciones. Para entonces, se antoja probable que Manzanares haya superado sus problemas musculares, que Pirsic se encuentre mejor de su fascitis plantar y que Natalie Van den Adel comience la fase final de su recuperación con la vista puesta en el partido ante Gernika, el primero de la segunda vuelta en casa tras la visita a Rivas. 

En el aire queda el regreso a las pistas de Marina Delgado, que salió mal parada del duelo ante Gran Canaria y que deberá conocer primero el estado de sus rodillas para saber si está en condiciones de competir. Aun así, regresará en la misma fecha que el resto de sus compañeras. Tan solo se incorporará más tarde Caroline Durbin, que se quedará en Estados Unidos unos días más, con permiso del club, por motivos académicos.


Comentarios