viernes. 17.11.2017 |
El tiempo

Pérez Sánchez: “Formar parte del REMER es gratificante porque haces una labor altruista que puede salvar vidas”

Pérez Sánchez: “Formar parte del REMER es gratificante porque haces una labor altruista que puede salvar vidas”

La Red Radio de Emergencia es la organización estructurada en el ámbito territorial nacional, constituida por los radioaficionados españoles que prestan su colaboración a los servicios oficiales de Protección Civil al ser requeridos para ello, cuando circunstancias excepcionales lo justifiquen. La organización de la REMER ha permitido a los colaboradores de la Red y a los responsables de la Protección Civil coordinar esfuerzos, ante situaciones de emergencia, con resultados eficaces en las acciones que han tenido que afrontar a lo largo de estos años.

En Zamora son muchos los voluntarios integrados en este grupo, y durante los últimos días la subdelegada del Gobierno, Clara San Damián, realizó un acto público para loar el trabajo que desarrollan estas personas. Una loa que quedó ilustrada con la entrega de tres diplomas a tres integrantes de esta organización. Uno de ellos, Joaquín Pérez Sánchez, explica para zamora24horas las vicisitudes de este trabajo.

“En mi caso son ya veinte años trabajando con la REMER. Es un trabajo voluntario del que estamos muy orgullosos de participar y aportar. Nos dedicamos a dar cobertura, con nuestros medios técnicos y nuestras emisoras, al resto de grupos que están velando por la seguridad de los ciudadanos. Es un “trabajo” muy bonito y muy gratificante”, explica Pérez Sánchez.

Sobre los casos concretos en los que Protección Civil, o la Guardia Civil o cualquier otro grupo que esté velando por la seguridad ciudadana, Pérez Sánchez también analiza: “Hablando de temas concretos, nuestros servicios pueden ir enfocados a montañeros que se pierden, se desorientan o se lesionan y no tienen capacidad para comunicarse porque por ejemplo no tienen cobertura. También colaboramos en eventos deportivos que se hacen en parajes naturales, como puede ser en el Lago de Sanabria. Una vez que la gente contacta con los repetidores el operativo es mucho más rápido y eficaz”.

Se trata de una labor totalmente altruista, voluntaria y no remunerada, algo que a veces puede echar para atrás a quienes quieran empezar a desarrollar esta actividad: “Hace falta gente porque cuantos más radioaficionados haya, más eficaz será todo. La verdad es que es una actividad muy gratificante y acabas entablando buena amistad con otros radioaficionados con los que contactas. Además, la  gente se piensa que estamos tranquilamente en un punto mandando la situación, pero la realidad es que muchas veces ponemos nuestra vida en riesgo, acudiendo a lugares recónditos para establecer las comunicaciones que de otra manera serían imposibles  porque no llegan los repetidores”.

Con el paso de las años, la esencia de los REMER sigue siendo la misma, la de ayudar y colaborar de manera estrecha con las fuerzas de seguridad para evitar o minimizar posibles catástrofes. Pero lo que es innegable es que hay algo que ha cambiado de manera drástico, y eso son las comunicaciones. En este sentido, Pérez Sánchez explica: “La tecnología ha cambiado mucho. Antes todo era analógico y ahora hay unas mejoras tremendas en cuanto a los sistemas a utilizar. Las telecomunicaciones y los sistemas que utilizamos han evolucionado de forma notable y eso también nos permite tener más recursos”, finaliza.

Comentarios