sábado. 25.11.2017 |
El tiempo

Un soberbio Octavio lidera el recital ofensivo del MMT Seguros Zamora en Puente Genil (29-36)

Un soberbio Octavio lidera el recital ofensivo del MMT Seguros Zamora en Puente Genil (29-36)
El partido comenzó con un gran ritmo de anotación, con Octavio muy fino desde el comienzo, demostrando que hoy era uno de esos días en los que brota toda la brillantez y el talento se desarrolla con tranquilidad. Reyes y Juárez comenzaron siendo los escuderos perfectos en la faceta ofensiva y establecieron las primeras ventajas, 6-8 en 12 minutos de juego.

El máximo artillero del MMT Seguros Zamora hasta el momento, Salinas, se sumó al ataque con dos tantos seguidos. Frente a la agilidad en el juego de los visitantes, el Ángel Ximénez basaba todo su juego de ataque en Baena, que acabó con seis goles pero que no llegó a sentirse cómodo en ningún momento gracias al trabajo defensivo de Fernando y Andrés.

El MMT Seguros logró la máxima ventaja mediada la primera parte, con 6-11 en el marcador de un abarrotado pabellón de Puente Genil, que animó sin descanso a su equipo. Miranda comenzó a parar con asiduidad y los visitantes administraron la ventaja hasta cerrar la primera parte con 17-19.

Tras la reanudación, el Ángel Ximénez reaccionó y subió sus líneas defensivas, marcando con ahínco a un Octavio desatado, que pese al marcaje individual lograba encontrar los espacios necesarios para lanzar. Sus once goles fascinaron a la prensa local y dejaron sin recursos a la defensa de Puente Genil.

Los primeros diez minutos de la segunda parte fueron los peores para el MMT Seguros, que sólo logró anotar un tanto y tuvo que ver como los locales se ponían por delante en el marcador, 21-20. Tras un tiempo muerto de García Valiente, Juárez marcó tres tantos seguidos, dos de ellos tras increíbles pases de Miranda, y cuajó su mejor partido como jugador pistacho con seis goles.

Jortos e Iñaki aportaron sus lanzamientos para asentar la ventaja en el último tramo del partido, en el que el MMT Seguros siempre tuvo el partido controlado. Una parada de Miranda y un penalti anotado por Octavio colocaron el 29-33 a falta de dos minutos. García Valiente dio tiempo de juego a Posado, que con una parada también se sumó al festival del Balonmano Zamora en Puente Genil, donde cerraron el choque con un 29-36 tan claro que mereció la ovación final del público local para unos jugadores que se toman cada proeza como un día más en la oficina, con la rutina que da jugar en un bloque que se conoce a la perfección.

Comentarios
Lo más