miércoles. 22.11.2017 |
El tiempo

Un rival brillante en casa, pero accesible como visitante

Un rival brillante en casa, pero accesible como visitante

El CD Zamarat afronta el último tramo de la temporada con el objetivo de apuntalar, más pronto que tarde, la permanencia. Las de Lucas Fernández no quieren oír hablar de problemas y, en aras de evitarlos, buscarán un triunfo ante el Cadí La Seu que les permita dar un importante paso adelante a falta aún de siete jornadas más para el cierre de la campaña.

Si se utiliza la clasificación como referencia, el rival aparece en escena como un enemigo temible. El Cadí La Seu ha ganado dos tercios de los partidos que ha disputado (12-6) y, si nada cambia, podrá disputar el play off por el título con el Perfumerías Avenida, el Uni Girona y el Conquero. Todo un éxito para un conjunto que ha sufrido varios cambios esta temporada, empezando por la llegada de Ortega al banquillo en lugar de Andreu Bou.

No obstante, el cambio de rumbo en la dirección no ha servido para que las catalanas solucionen un problema que resulta incorregible en las últimas temporadas: el bajón de su rendimiento fuera de casa. Esta circunstancia se explica por la distancia que tiene que recorrer el equipo para cada desplazamiento, que habitualmente es considerable. Lo mismo sucede cuando el rival tiene que visitar la localidad leridana, lo cual beneficia el desempeño del Cadí cuando actúa como local.

Sea como fuere, los datos no mienten. En su pista, el cuadro blanquiazul ha sumado ocho triunfos y tan solo ha perdido un encuentro, ante el Perfumerías Avenida. En casa ajena, las mujeres de Miguel Ángel Ortega han combinado buenas actuaciones con otras que no lo han sido tanto. De este modo, su bagaje como visitantes arroja un resultado de cuatro triunfos y cinco derrotas.

Esta irregularidad se ha visto plasmada en los dos partidos que han disputado las leridanas como visitantes en el 2015. El Cadí La Seu perdió ambos compromisos, pero dio una imagen muy distinta en cada uno de ellos. Primero, en Salamanca, las blanquiazules cuajaron un encuentro brillante y tan solo cedieron al final ante el poderío del Avenida. Dos semanas más tarde, en Zaragoza, un equipo de la parte baja como es el Mann Filter les pasó por encima. De esa inestabilidad intentará aprovecharse el Zamarat, ávido de un nuevo triunfo reparador tras la mala imagen de Girona.

Comentarios
Lo más