lunes. 18.12.2017 |
El tiempo

Despedida con derrota y a Irún a la fase (24-31)

Despedida con derrota y a Irún a la fase (24-31)

"Ahora queda lo bueno". Ese es el mensaje que ha mandado, todavía en la pista, tras el partido, Eduardo García Valiente. El MMT Seguros ha perdido su último partido en casa ante el Bidasoa Irún (24-31), pero poco importa el resultado. Dentro de dos semanas, en la pista de los vascos, los pistacho se jugarán la posibilidad de regresar a la Asobal en un play off en el que también estarán Palma del Río y Alarcos Ciudad Real.

En todo caso, el partido deja varios mensajes. El primero, que el MMT Seguros sigue siendo un bloque competitivo, más allá de que puedan cambiar algunas piezas. Ante un rival que se jugaba la segunda plaza y sin un objetivo propio a nivel clasificatorio, los zamoranos realizaron un primer tiempo primoroso frente al Bidasoa Irún. Intensos en defensa y atrevidos en ataque, los hombres de García Valiente apuraron el aliento para mantenerse enganchados al duelo.

El cuadro visitante buscó romper en cada acción, se esmeró en atacar con portero-jugador cuando se vio en inferioridad y aprovechó las ventajas por los costados, pero no fue suficiente. En el MMT Seguros todos aportaron. Un pase de fantasía de Iñaki, varias apariciones oportunas de Sandín o los disparos teledirigidos de Molina pusieron en jaque un encuentro que se marchó equilibrado al descanso (14-14).

Tras el paso por vestuarios, el MMT Seguros intentó mantener el ritmo, pero el Bidasoa Irún, con más alicientes competitivos y un fondo de armario que parecía no terminarse nunca, fue poniendo, poco a poco, contra las cuerdas a los pistacho. Javi Grande, que se mantuvo cuarenta minutos bajo palos, paró lo que pudo y salvó alguna acción en el despegue de los vascos, pero la tendencia era ya imparable.

Mediado el segundo tiempo, el duelo se había acabado y los minutos finales sólo sirvieron para ver en acción a hombres como Magariño y Raúl, o para que Sandín tuviese minutos en su posición natural como central. El resto lo completaron el homenaje a Camino, la ovación final del público y la incertidumbre de la plantilla y de los seguidores del Bidasoa Irún, que se quedaron pendientes del final del partido en Ciudad Real.

Finalmente, la derrota de Palma del Río en el Quijote Arena provocó el estallido de júbilo de los guipuzcoanos, que jugarán la fase en casa. Palma del Río finalizó la liga en la tercera posición y será el rival del MMT Seguros en la semifinal. El último en colarse ha sido el Alarcos, que no sólo fastidió la fiesta andaluza, sino que también aprovechó la derrota del Juanfersa Gijón en Nava para colarse en un play off que se disputará durante el 4 y el 5 de junio.

Comentarios