viernes. 20.10.2017 |
El tiempo

Besos de esperanza

La canción 'Un beso redondo' de Conchita ha servido como hilo conductor de los actos del Día Nacional del Niño Hospitalizado, una celebración que ha tenido lugar en toda España y que, en Zamora, se ha realizado en la entrada del Virgen de la Concha. Allí, tanto el personal sanitario como los familiares y miembros de diversas oenegés, han arropado a los pequeños que se han visto obligados a pasar este día ingresados.

Un año más, el Hospital se ha volcado con los niños y niñas, y ha convertido en masivo un acto que prácticamente ha bloqueado la entrada del complejo a eso de las doce del mediodía. Médicos, enfermeros y el resto de trabajadores del Virgen de la Concha han aparecido en la puerta con carteles en los que se podían leer diversos mensajes de esperanza, dirigidos a unos pequeños que han asistido sorprendidos al espectáculo junto a sus familiares.

Tampoco ha faltado el apoyo de otros chicos y chicas de su edad, que han dejado el colegio por unas horas para solidarizarse con aquellos que no pueden asistir a clase ni llevar una rutina escolar por culpa de su enfermedad. Tanto los niños como los mayores han lanzado besos al aire, como símbolo de la esperanza que constituye el espiritu de esta jornada.

La presencia de un payaso, que ha servido como animador de la fiesta, y el colorido que todos han querido aportar a la cita, se han visto complementados con la suelta final de globos, que ha servido como colofón para un día especial en el que se recuerda que ningún niño debería pasar este trago, pero que, al menos, si no hay más remedio, la voluntad de todos los profesionales es que su estancia en el Hospital sea lo más llevadera posible.

Comentarios
Lo más