viernes. 17.11.2017 |
El tiempo

La entrega de una bandera republicana en el Salón de Plenos enciende la polémica en el Ayuntamiento

La entrega de una bandera republicana en el Salón de Plenos enciende la polémica en el Ayuntamiento

La polémica vuelve a estar servida. Después de la visita de Cayo Lara y del embajador de Venezuela al Ayuntamiento, en esta ocasión la mecha que ha prendido el fuego ha sido la entrega de una bandera republicana en una recepción oficial. Nuevamente, el Partido Popular ha reaccionado para criticar un supuesto uso partidista de la institución por parte de Izquierda Unida, mientras que el partido mayoritario del equipo de gobierno ha defendido su actitud sin retroceder.

Los hechos se han producido durante este jueves a eso de la una de la tarde, cuando un grupo de 31 suecos, todos ellos familiares del brigadista internacional Conny Andersson, ya fallecido, han sido recibidos en el Ayuntamiento por parte de varios miembros del equipo de gobierno, entre ellos el alcalde, Francisco Guarido.

El motivo de la visita ha sido la unión que mantuvo Andersson a lo largo de toda su vida con su amigo Baltasar Lobo, una cercanía que trasladó a su hija y que, en esta ocasión, se ha hecho extensiva a toda la familia, que ha querido acudir a Zamora para conocer el legado del escultor, de la mano también de los parientes del artista, que han ejercido como anfitriones.

Tras unas palabras de bienvenida del alcalde y de dos de sus concejales, Strieder y Viñas, el problema ha llegado cuando este último ha obsequiado a la hija de Andersson con una bandera tricolor (roja, amarilla y morada), correspondiente a la II República Española (1931-1939). Tanto los ediles de Izquierda Unida como la familia sueca han posado junto a esta enseña dentro del Salón de Plenos, en una imagen que no ha gustado nada al Partido Popular.

De hecho, casi de inmediato, uno de los concejales de la oposición, Víctor López de la Parte, ha reaccionado con una crítica a través de su Facebook que ha sido compartida esta tarde por la portavoz del grupo, Clara San Damián, que, tras el Pleno, le ha reprochado al equipo de gobierno su actitud de manera contundente

Por su parte, Viñas ha defendido su libertad a la hora de tener este gesto en el Salón de Plenos, mientras que Antidio Fagúndez, del PSOE, ha preferido quitarle hierro al asunto, aunque ha apuntado que quizá el lugar escogido no había sido el idóneo para llevar a cabo el acto.

Comentarios