viernes. 24.11.2017 |
El tiempo

La nueva UTE de la estación de autobuses ha comenzado a operar este lunes con sus nuevos trabajadores

La nueva UTE de la estación de autobuses ha comenzado a operar este lunes con sus nuevos trabajadores
La concejala responsable del servicio de Contratación, Charo Rodríguez, y el presidente de la UTE Estación de Autobuses de Zamora S.A., Alberto Egido, firmaban a mediados de agosto el contrato para la gestión de la estación de autobuses de la capital. Una gestión que ha entrado en vigor desde este mismo lunes y se prolongará durante cinco años.  La nueva UTE está integrada por la empresa de transportes Ruiz S.A. y la sociedad Estación de Autobuses de San Lorenzo del Escorial S.A., que resultó adjudicataria en el proceso de contratación convocado por el Ayuntamiento para la concesión administrativa de la gestión de la estación de autobuses, que fue adjudicada por la Junta de Gobierno Local en su sesión del 22 de julio pasado, con un canon anual de 105.000 euros.

La nueva adjudicataria se encargará del mantenimiento integral del edificio y de la gestión de las instalaciones, incluidos los locales comerciales existentes, cuyos contratos de arrendamiento serán subrogados a la nueva adjudicataria como arrendadora, en los mismos términos y condiciones a los existentes en la actualidad. 

“La concesión de las instalaciones no conlleva la subrogación de los antiguos trabajadores. En ese sentido, el pliego de condiciones es claro. Cuando nosotros conocimos las bases del pliego de condiciones, presentamos la oferta y ya teníamos claro que íbamos a renovar el personal con el objetivo de formar adecuadamente a las nuevas personas que entrasen a trabajar con el objetivo de cambiar el servicio que se ofrecía a los usuarios”, explica a zamora24horas Alberto Egido.

Sobre las acusaciones de Comisiones Obreras en las que asegura que no se han puesto en contacto con los antiguos trabajadores, Egido apunta: “Yo he hablado con algunos de los extrabajadores en las últimas horas y no tengo nada en contra de ellos. Es más, entiendo que no les guste su situación porque han pasado de tener trabajo a no tenerlo y que defiendan sus intereses. Pero es evidente que también hay una situación inversa: gente que estaba en el paro y ahora tiene trabajo”. En este sentido, la nueva UTE tiene previsto mantener el mismo número de trabajadores con tres o cuatro personas en información y consigna y un responsable de estación.

Por último, Egido recalca: “Nosotros no hemos infringido ninguna ley y aunque entiendo a los antiguos trabajadores tengo claro que debería haber sido la anterior empresa la que debería haber hablado con ellos para exponerle la situación que se presentaba a partir del 1 de septiembre. Hemos cumplido con lo que reflejaba el pliego de condiciones y estamos tranquilos”, finaliza.

Comentarios
Lo más