lunes. 20.11.2017 |
El tiempo

Jarabo, el encargado de romper el gafe a domicilio del GCE Villaralbo

Jarabo, el encargado de romper el gafe a domicilio del GCE Villaralbo

El GCE Villaralbo lograba romper el pasado fin de semana el gafe de los partidos a domicilio. Y es que hasta la fecha, los zamoranos habían sido incapaces de sumar tres puntos lejos de la Ciudad Deportiva Fernández García. El encargado de hacerlo, el zamorano Jarabo. El escenario, casi inmejorable: La Balastera de Palencia. Sin duda uno de los estadios más importantes del Grupo VIII de la Tercera División.

Precisamente, Jarabo, autor de la diana del triunfo en el minuto 82 y por tanto el hombre que por fin rompió el gafe villaralbino, atendía este jueves a zamora24horas para analizar la situación del equipo. “Nos hacía falta conseguir el triunfo fuera de casa para coger confianza y demostrar que a domicilio también somos competitivos. Pero en el fútbol no hay mucho tiempo para las celebraciones, ya estamos pensando en el partido ante el Becerril, ya que si somos capaces de ganarlo nos meteremos en esa liguilla de la zona media”, explicaba Jarabo.

El delantero zamorano no está gozando de muchas titularidades en esta parte del campeonato, pero el jugador se pone a disposición del técnico: “Esto es un equipo y tenemos que respetar las decisiones del entrenador. En lo personal, trato de hacerle caso al míster, jugar los minutos que él me dé y dar lo máximo en el terreno de juego para que confíe en mí. En Palencia pude aportar el rato que estuve sobre el campo y este sábado espero volver a ayudar”.

Con esta victoria, el GCE Villaralbo se aleja de forma clara del descenso, y con un encuentro menos que gran parte de sus rivales en la liga. La clave, según Jarabo, levantarse tras un mal inicio: “La culpa de los nervios fue del mal inicio que tuvimos, con tantas derrotas seguidas. Se nos complicó mucho la situación pero hemos sido capaces de tirar para arriba, coger confianza y sobreponernos a bajas, lesiones o sanciones. El objetivo de la permanencia está encarrilado. Hay que terminarlo de apuntalar y a partir de ahí no ponernos límite”, finalizaba el ariete del GCE Villaralbo que espera un partido duro este sábado ante un Becerril “muy intenso, que trabaja mucho y que no da un balón por perdido”.

Comentarios