viernes. 17.11.2017 |
El tiempo

Valioso punto en un campo indigesto

Valioso punto en un campo indigesto

El Zamora interpretó bien el encuentro en la primera mitad. Los rojiblancos trataron de ser lo más sólidos posibles en la zona defensiva, evitar el juego en el centro del campo y buscar acciones rápidas al ataque, con dos costados muy rápidos. Así, Coque y David Álvarez fueron los jugadores con más presencia. Tanto a banda natural como a pierna cambiada, los dos jugadores se movieron con mucha libertad en los flancos del campo de Los Dominicos. 

Y es que la lección estaba bien aprendida: en cuanto un jugador del Zamora tenía la posesión, la apertura a bandas era obligada. Lástima que esa superioridad en las bandas no se tradujese en goles. Y eso que el Zamora tuvo dos ocasiones muy claras, ambas de David Álvarez y ambas similares. El ariete rojiblanco se plantaba ante el meta ligeramente escorado y en ambas acciones definía mal. En la primera buscó el pase a un Rubén Moreno que estaba en fuera de juego y en la segunda disparó fuera al intentar ajustar al segundo palo. 

Fueron las dos acciones más claras del Zamora que no necesitó de la creación del medio campo para dar sensación de peligro. Eso sí, el cero se mantenía en el marcador. Por su parte, la Virgen del Camino se mostró como un equipo serio, aguerrido, fuerte físicamente y que iba al máximo en cada envite. Lo que más le costaba a los leoneses era generar ocasiones. Y es que tan solo pudieron inquietar ligeramente a Rodri en las jugadas a balón parado y en un centro lateral que remataba Esau ante el arquero charro. Rodri sacaba una pierna trascendental para mantener su meta a cero en el día de su debut.

Así, entre contragolpes vertiginosos del Zamora, seriedad de la Virgen del Camino y sin goles, se llegaba al descanso. Un tiempo de asueto que abría una segunda mitad loca en su génesis. Primero era la Virgen del Camino quien se adelantaba con un tanto de Esau. La jugada, similar a la que practica el Zamora en lo saques de banda. Saque largo, parecido a un córner, la defensa del Zamora se queda mirando, y en tierra de nadie Esau mete la pierna para avanzar a su equipo. Afortunadamente, los rojiblancos no se hundieron y fueron a por el empate. Unas tablas que llegaban en el minuto 15. Coque remataba de cabeza un balón suelto en la frontal tras un fallido despeje del arquero.

Tras el empate, la contienda se encaminó a un tramo final de encuentro en el que los dos equipos expusieron poco fútbol y se mostraron temerosos. Las ocasiones de gol brillaban por su ausencia y el partido languidecía hacia ese reparto de puntos. Solo en los últimos minutos, el choque ganó en emoción. David Álvarez tuvo el tanto del triunfo en sus botas pero, como en la primera mitad, no fue capaz de encontrar el camino del gol. Lo evitó, en una inconmensurable parada, el portero leonés. Pero al igual que estuvo cerca del gol el Zamora, también lo estuvo la Virgen del Camino. Una ocasión de Esau en el mano a mano con Rodri, que tiró fuera, y otra acción de tú a tú entre Vallejo y el debutante arquero salmantino, acababa con una parada brillante del portero del Zamora.

Al final, empate y un reparto de puntos que permite al equipo de Balta arañar un punto en un campo complicado y tras un encuentro sin fútbol  en el que pudo ganar, pero en el que también vio la derrota muy cerca. Ahora, a esperar los resultados de Segoviana y Palencia este domingo.

Comentarios
Lo más