martes. 21.11.2017 |
El tiempo

La brecha salarial entre sexos en la Comunidad supera la media nacional y ronda los 6.000 euros

La brecha salarial entre sexos en la Comunidad supera la media nacional y ronda los 6.000 euros

Los hombres de Castilla y León cobran una media anual de 5.921 euros más que las mujeres en trabajos de igual valor, según un informe de UGT ‘Trabajar igual, cobrar igual’. El porcentaje de la brecha salarial en la Comunidad, que es del 25,53%, supera la media nacional que se sitúan en el 23,93%. Así, mientras que en la región un hombre cobra de media anual 23.473,82 euros, el sueldo de las mujeres es de 17.552,07.

Por sectores, el que mayor diferencias registra es el denominado Otros servicios con un 36,10%, seguido de Administrativos y Auxiliares (33,21%), Actividades científicas y técnicas (31,69%), Sanitarios y servicios sociales (30,33%) y Comercio y reparación de vehículos (27,55%). Además, en el sector de la Educación se ha triplicado la brecha salarial en los últimos cinco años hasta situarse en el 11,83%.

Según el informe de UGT, otro de los aspectos destacados es el tipo de jornada laboral. Así, mientras que el 75,21% de las mujeres realiza una jornada a tiempo parcial, esta solo es desarrollada por un 25% de los hombres.

Los datos del sindicato, elaborados con motivo de la celebración hoy del Día por la Igualdad Salarial, muestran que una mujer tendría que trabajar 79 días más al año que un hombre para percibir la misma retribución por un trabajo de igual valor y que para alcanzar retribuciones equivalentes a los hombres en 35 años, las mujeres deberían trabajar 46 años y medio.

Por Comunidades Autónomas, sólo 5 tienen una brecha salarial inferior a la media nacional: las Islas Baleares, Canarias, Castilla la Mancha, Extremadura y la Comunidad de Madrid. En el lado opuesto se sitúa Galicia, que es donde se registra una mayor brecha salarial.

Riesgo de exclusión social

Por otra parte, según un estudio de la Fundación Adecco, las contrataciones de personas en riesgo de exclusión han sido en su mayoría mujeres (67%), frente a un 33% de hombres. Según Francisco Mesonero, director general de la fundación, “las mujeres siguen enfrentándose a un mayor riesgo de exclusión, debido a tics sociales y culturales que aún están asentados en nuestra sociedad, y que se traducen en un temor de las empresas a las bajas por maternidad o a la conciliación”.

En cuanto al grupo de edad, un 40% ha superado los 45 años. A pesar de que los demandantes de esta edad están copando la mayor parte del trabajo creado, no hay que olvidar que siguen enfrentándose a importantes prejuicios y estereotipos relacionados con una no siempre real desactualización de competencias.

Comentarios