viernes. 24.11.2017 |
El tiempo

María Pedrero: “Vivíamos junto a la estación del atentado y hace cuatro meses decidimos mudarnos”

María Pedrero: “Vivíamos junto a la estación del atentado y hace cuatro meses decidimos mudarnos”

El terrorismo ha desatado su barbarie este martes en Bélgica. A las 7.45 horas de la mañana se registraron dos explosiones en el aeropuerto Zaventem de Bruselas y una hora después hubo otra detonación en la estación de metro de Maelbeek. Según las cifras oficiales, por el momento hay 13 personas muertas y 35 heridas en el aeródromo, aunque ya se habla de 21 fallecidos.

Las detonaciones en el aeródromo han sido precedidas de varios disparos de origen incierto y de gritos en árabe. El aeropuerto ha sido evacuado y ha quedado cerrado al tráfico, la red pública de transporte de Bruselas (tren, autobús y metro) también ha sido cerrada. Incluso hay personas retenidas en sus hoteles y puestos de trabajo.

María Pedrero es una zamorana que decidió emigrar a Bruselas hace más de seis años. Los avatares del destino la llevaron a contraer matrimonio con un valenciano que encontró trabajo como informático en la capital belga y no se lo pensaron. Desde entonces han encaminado su vida allí y de hecho su hija Laura nació en Bruselas. 

“Han sido años muy buenos aquí. Es verdad que echas de menos a la familia pero surgió esta buena oportunidad laboral y ya nos hemos adaptado a la ciudad”, explica a zamora24horas mediante una conocida aplicación de mensajería instantánea mientras trata de dormir a su hija de tres meses.

La amenaza del terrorismo siempre ha estado presente, asegura, aunque fue a raíz de los atentados de París cuando la ciudad se puso en alerta. “Es una situación difícil de llevar. Nosotros decidimos cambiar ciertos hábitos de vida y de hecho nos cambiamos de residencia. Desde los atentados de París empezó a haber muchos movimientos de militares en los alrededores de nuestra vivienda porque estaba cerca de las instituciones europeas y no nos gustaba ese ambiente. Yo estaba embarazada y preferimos acudir a una zona de la ciudad más tranquila”, comenta, a la vez que puntualiza: “Hasta hace cuatro meses vivíamos al lado de la estación donde este martes han colocado la bomba. Éramos conscientes de que estábamos en una zona delicada y cada poco se producían amenazas de bomba”. 

Igualmente, explica que la imagen en la ciudad es de caos y quien puede se encuentra cobijado en su casa siguiendo los medios de comunicación: “Todas las cadenas y las radios están hablando del tema, aunque lo hacen con mesura y cautela. Suenan constantemente sirenas y la incertidumbre es máxima porque no sabes si habrá otra explosión próximamente. Las autoridades recomiendan a los ciudadano que no salgan de casa y aquellos que estén en los trabajos que tampoco salgan de allí”, sigue relatando mediante un mensaje de voz. 

Por último, explica: “Han cerrado el metro, los centros comerciales y la alerta sigue siendo máxima. Nuestros amigos siguen viviendo en esa zona y nos cuentan que la situación es caótica. Alguno de ellos estaba en la calle y ha visto el horror de cerca”, finaliza María Pedrero que durante toda la entrevista mantiene serenidad y aplomo en un momento tan delicado y de tensión en la capital belga. 

Comentarios
Lo más