lunes. 23.10.2017 |
El tiempo

La Virgen de la Concha descansa en la Hiniesta tras un recibimiento multitudinario

La Virgen de la Concha descansa en la Hiniesta tras un recibimiento multitudinario

El buen tiempo después de unas semanas de lluvia animó a la población zamorana a participar en la romería por excelencia de la capital. Miles de personas salieron de San Antolín a las nueve menos veinte de la mañana y poco a poco la riada de personas se fue haciendo cada vez más numerosa. Una riada que se convirtió en un mar de gente cuando la imagen de la Virgen de la Concha llegaba a la calle central de La Hiniesta. Lugar en el que ambas corporaciones intercambiaban el bastón de mano. 

En ese momento, y según las estimaciones de la organización, en torno a quince mil personas se congregaban para enfilar la subida hacia la iglesia de la localidad. Allí, tras dar una vuelta al templo, la Virgen de la Concha accedía al interior para acompañar a la Virgen de La Hiniesta. Lugar en el que se mantendrá hasta que pasadas las cinco de la tarde retome el camino de regreso a la capital, previo paso por la ermita de Valderrey. 

En el protocolario acto de La Hiniesta participó el alcalde de Zamora, Francisco Guarido, que intercambió con normalidad el bastón de mando con el alcalde de La Hiniesta. A continuación, formó parte de la comitiva hasta instantes antes de entrar a la iglesia, cuando decidió mantenerse al margen de esa tradición religiosa. Mientras se celebraba la misa, miles de personas compartían comida y bebida en los aledaños del templo, recargando fuerzas para emprender el camino de vuelta.

Comentarios
Lo más