viernes. 23.02.2018 |
El tiempo

CSIF aboga por un Pacto de Estado y Social renovado en la lucha contra la violencia de género

CSIF aboga por un Pacto de Estado y Social renovado en la lucha contra la violencia de género

El comunicado íntegro es el siguiente:

La violencia de género es la expresión más infame de la desigualdad entre mujeres y hombres que aún persiste en nuestras sociedades y en concreto, en la sociedad española donde, lamentablemente, cada año se producen una media de 70 asesinatos y decenas de miles de mujeres maltratadas.

A lo largo de los últimos años, las estructuras sociales, políticas y económicas se han tambaleado como consecuencia de una crisis sin precedentes de la que ninguna institución ha salido indemne. Pues bien, las mujeres tampoco han dejado de ser golpeadas y vejadas. Y es más, las políticas contra la violencia de género se han visto afectadas también por los recortes y medidas de ajuste.

Por eso, desde la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, y la Confederación Española de Policía (CEP) reclamamos un pacto de Estado que vuelva a situar en el centro del debate y las prioridades políticas la lucha contra esta lacra social

Al igual que en el ámbito social político y económico se está reclamando una regeneración democrática, también debemos impulsar esta regeneración en el sentir colectivo frente a este problema. La regeneración democrática frente a la crisis debe incluir un Pacto de Estado y Social renovado contra la violencia de género.

Es preciso renovar la alianza social e impulsar una gran coalición en todos los ámbitos concernidos: gobiernos, administración, partidos, sindicatos, organizaciones sociales, medios de comunicación… para generalizar el rechazo social a esta lacra y ampliar al máximo los espacios de impunidad, desde los ámbitos institucionales, hasta los ámbitos de nuestra vida cotidiana.

Asimismo, creemos necesario que el Gobierno  realice una apuesta decidida por la mejora de la eficacia policial en la lucha contra este problema, mejorando igualmente los mecanismos de coordinación, así como los medios humanos y económicos.

Los empleados públicos, en particular, como ámbito más numeroso de nuestras organizaciones, pero también desde las empresas, vamos a promover una gran coalición frente a este problema. Los trabajadores de nuestras administraciones dan un paso al frente a favor de un Pacto de Estado y para cerrar espacios de impunidad, con la campaña en redes sociales


Doce Ideas:
 

1.    Debemos despertar ante tanta barbarie que se está produciendo a nuestro alrededor, SUMAR NUESTRAS FUERZAS.

2.    Todos somos uno ante las víctimas, TODOS SOMOS ELLAS.

3.    No se puede levantar la guardia, es necesario un PACTO DE ESTADO Y SOCIAL, renovar el compromiso común para hacer frente a este exterminio constante que no cesa.

4.    Hoy más que nunca, se hace  necesaria una unidad política, sindical y ciudadana. Hay que elevar a la categoría máxima y firmar un pacto de valores, de valores en mayúscula, al igual que el Pacto antiyihadista, desde CSIF creemos que la lucha contra la violencia de género debe entrar en la AGENDA POLÍTICA y que solo se podrá lograr su total erradicación cuando todos nos sumemos y naveguemos en la misma dirección.

5.    Y esto solo se conseguirá si situamos las políticas de igualdad y el valor de la mujer como una pieza fundamental en las PRIORIDADES SOCIALES Y EDUCATIVAS de los diferentes gobiernos. Esta tarea pasa necesariamente por un incremento de la  inversión presupuestaria en este tipo de políticas que, lamentablemente, han quedado orilladas en el contexto de la actual crisis económica.

6.    Para ello, la administración debe actuar de manera ejemplar y ejemplarizante, aplicándose así misma las recetas que propugna para todos los ámbitos. Para ello es preciso desarrollar de manera efectiva el PLAN DE IGUALDAD.

7.    Esta realidad invisible se traduce muchas veces en casos de movilidad en el puesto de trabajo por otras causas que esconden violencia de género, fundamentalmente por el miedo de las mujeres a ser estigmatizadas. Estos casos van unidos a la PÉRDIDA DE RETRIBUCIONES, dificultades para conciliar, dificultades de promoción profesional, entre otras.

8.    “Sin dudar de la buena voluntad de esta forma de actuar debemos denunciar que hoy existe un VACÍO DE PREVENCIÓN Y SEGUIMIENTO DE CASOS, que no permite evaluar los resultados de las medidas implantadas y su necesaria evolución para una mayor protección y para garantizar que ninguna mujer quede desprotegida”.

9.    Desarrollar PROTOCOLOS DE MOVILIDAD para empleadas públicas víctimas de violencia de género entre las distintas Administraciones que garanticen su seguridad y su adaptación a la vida normal. Y cuando se consiguen estos protocolos, no se aplican como es el caso de la Administración General del Estado, donde hace ya medio año que el documento quedó cerrado y todavía no ha sido publicado. Mientras tanto hay mujeres, empleadas públicas víctimas de violencia de género, que siguen siendo invisibles ante la Administración.

10.    Además, reclamamos que se reserve un CUPO DEL 2 POR CIENTO de las plazas de la administración para ser cubiertas por las mujeres víctimas de violencia de género y la consideración de familia numerosa a efectos fiscales. Esta medida ofrecería una salida laboral digna a estas mujeres, o las ayudaría a continuar con su carrera profesional, truncada por su maltratador.

11.    Aprobación definitiva de la norma que ampara la creación de la UNIDAD DE FAMILIA Y MUJER EN LA POLICÍA para mejorar la coordinación de las actuaciones, mejorar la dotación presupuestaria y completar la asignación de efectivos.

12.    Aprobación del nuevo CUESTIONARIO DE VALORACIÓN DE RIESGO, que permita que los policías y guardias civiles puedan ajustar mejor el grado de protección que se presta a las víctimas de violencia de género; y el mantenimiento de las CAMPAÑAS DE SENSIBILIZACIÓN SOCIAL, tanto en medios de comunicación y redes sociales, como mediante la formación y el Programa de Participación Ciudadana.

Que este día contra la violencia de género, que se señaló en el calendario desde el año 1999, sea el último que se celebre.

 

Comentarios
Lo más