sábado. 18.11.2017 |
El tiempo

El MMT Seguros pierde y se complica la vida (22-25)

El MMT Seguros pierde y se complica la vida (22-25)

La posibilidad de pasar una segunda vuelta relativamente tranquila se ha esfumado para el MMT Seguros. El equipo zamorano ha perdido ante el Balonmano Aragón, en un encuentro espeso y en el que los hombres de Eduardo García Valiente no han tenido argumentos ofensivos para pelear por los puntos en el tramo final. Los pistacho no consiguieron marcar entre el minuto 48 y el 59 y enterraron sus opciones. Tocará sufrir.

Antes, el primer tiempo había dejado el choque abierto a la incertidumbre. El MMT Seguros salió acelerado, quizá incluso demasiado motivado. El equipo pistacho no supo romper la barrera defensiva de Aragón y careció de paciencia para abrirse paso. Mientras, en la otra portería, Val encontraba una autopista desde el pivote. Tan solo el acierto de Miranda, determinante en el primer tiempo, permitió a los locales contar con un margen para asentarse.

Tras los diez primeros minutos, y con 2-5 en el marcador, García Valiente solicitó un tiempo muerto, ajustó a los suyos, introdujo a Jortos y el partido cambio. El capitán fue una bendición. Su clarividencia ofensiva, con Octavio apagado, puso al MMT Seguros rumbo a la remontada. En un visto y no visto, esa circunstancia, unida a las paradas de Miranda y a las veloces transiciones ofensivas de los locales, provocó un vuelco en el electrónico (6-5).

En ese punto, el encuentro alcanzó un punto de equilibrio irrompible. El MMT Seguros trató de lanzarse a por el partido, pero mantuvo ciertas dificultades ofensivas y no halló la solución de Octavio. Los extremos aportaron, Salinas dio un buen nivel en ataque y en defensa, pero un par de acciones de Demetrio Lozano en los últimos minutos habilitó a los zaragozanos para marcharse al descanso con una ventaja mínima (11-12).

Tras el descanso, el MMT Seguros volvió a transmitir las sensaciones que le llevaron a recuperar el pulso y a tomar el mando del marcador. Con Camino desatado, los de García Valiente aprovecharon las transiciones para colocarse con dos goles de ventaja (18-16), un mundo en el contexto de un pulso en el que ningún contendiente bajaba los brazos, con una tensión que se podía cortar.

No fue hasta el tramo final cuando Aragón impuso su ley. Desde la defensa, con Octavio y Salinas negados por sus marcadores, y con el guardameta visitante entonado cuando más lo necesitaban los suyos, el partido comenzó a caer del lado zaragozano. No hubo reacción. El MMT Seguros entró en un bucle de errores ofensivos y se colapsó. La garra y la entrega le permitieron sobrevivir atrás, pero no fue suficiente. Los zamoranos perdieron y tendrán que sufrir. Pero con eso ya se contaba.

 

Comentarios