domingo. 17.12.2017 |
El tiempo

Innovación, variedad y competitividad, elementos “imprescindibles” en el desarrollo del sector agroalimentario

Innovación, variedad y competitividad, elementos “imprescindibles” en el desarrollo del sector agroalimentario

El secretario general de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas ha subrayado que “innovación, variedad y competencia son elementos imprescindibles en la consolidación y desarrollo del sector agroalimentario, un sector estratégico para la economía española que, incluyendo la primaria, la transformación y la distribución genera un valor añadido de 87.500 millones de euros, un 9 % del PIB”.

La “clara orientación al exterior” de este sector propició que el volumen de exportación alcanzara el año pasado los 40.830 millones de euros, con un crecimiento del 3 % respecto al año anterior. Para el Secretario General, estas cifras han permitido al sector no solo hacer frente a la crisis en mejores condiciones que otros sectores económicos, sino contribuir “de manera fundamental” a la recuperación del conjunto de la economía española

No obstante, Cabanas se ha mostrado convencido de que el sector tiene un importante margen de mejora. Por eso, “el sector agroalimentario tiene un carácter estratégico en la agenda política del Gobierno”, ha afirmado Cabanas, quien ha añadido que el Ministerio seguirá trabajando en las distintas líneas de actuación para dotarlo de los instrumentos que le permitan desarrollar estas potencialidades.

Innovación

En relación con la innovación, Cabanas ha señalado que constituye “uno de los mejores elementos para que nuestro sector pueda afrontar el futuro con todas las garantías de éxito.

Asimismo, el Secretario General entiende que esta innovación, además de satisfacer las demandas del consumidor, debe ser rentable para las empresas que la realizan. Por eso, Cabanas ha indicado que el Ministerio, una vez finalizada la tramitación de la Ley de mejora de la cadena alimentaria, se ha puesto en contacto con todos los operadores de la cadena misma elaborar el Código de Buenas Prácticas Mercantiles en la Contratación Alimentaria.

Según ha explicado, dicho Código establecerá los principios en los que deben fundamentarse las relaciones comerciales entre los diferentes operadores, con objeto de facilitar el desarrollo de sus relaciones contractuales y garantizar las mejores prácticas. El objetivo, “es que las innovaciones lleguen al consumidor en un marco de competencia leal que permita mantener los incentivos a la innovación y, en consecuencia, un desarrollo y consolidación del sector”.

Y para combatir la atomización del sector y facilitar el acceso a la información sobre ayudas a I+D+I, Cabanas ha apuntado que el Ministerio de Agricultura ha elaborado el Programa Nacional de innovación e investigación agroalimentaria y forestal, que va a contribuir a acelerar los procesos de innovación en las cadenas agroalimentaria y forestal.

Además, Cabanas entiende que la innovación también es una cuestión de tamaño, “y por eso hemos puesto en marcha la Ley de fomento de integración cooperativa, para contribuir a tener un sector más profesionalizado, mejor dimensionado, con mayor capacidad negociadora y con más posibilidades de destinar recursos a I+D+i”.

Competitividad

Por otra parte, el Secretario General ha indicado que la competencia es otro de los puntos clave para su Ministerio. Para Cabanas, “es el mercado el que debe funcionar como auténtico motor del sector, y para conseguirlo es necesario continuar mejorando nuestra eficiencia y competitividad”.

Para ello, ha explicado, además de la ley de fomento de integración cooperativa, el Ministerio ha puesto en marcha la ley de medidas para el funcionamiento de la cadena alimentaria, “que mejorará el equilibrio entre todos sus eslabones, la transparencia en las relaciones comerciales y aumentará la eficacia y competitividad del sector”.

Para velar por su cumplimiento, se ha creado la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) que, en este primer año de funcionamiento, “ha demostrado estar a la altura de las circunstancias, actuando con rigor y rapidez en las tareas que tiene encomendadas”.

Variedad

Y respecto a la variedad, Cabanas considera que debemos entenderla en una doble vía: la variedad de la oferta, poniendo a disposición del consumidor los diversos productos que solicita, y la variedad o diversificación de la demanda mediante la búsqueda de nuevos mercados y la consolidación de los existentes.

Para potenciar la vocación exportadora del sector agroalimentario, Cabanas ha apuntado cómo el Gobierno ha puesto en marcha las Líneas Estratégicas para la Internacionalización del Sector Agroalimentario, para que las empresas aumenten la cantidad, variedad y valor de las exportaciones, así como la apertura de nuevos mercados.

En esta línea, Cabanas ha avanzado que se trabaja en una Estrategia Española de Alimentación, Gastronomía, Cultura y Turismo, para favorecer la presencia exterior de nuestro país, mejorando su imagen y visibilidad mediante productos de calidad que contribuyan al prestigio de la Marca España”.

Comentarios
Lo más