lunes. 18.12.2017 |
El tiempo

Los jóvenes escultores piden más oportunidades para mostrar sus obras a la sociedad

Los jóvenes escultores piden más oportunidades para mostrar sus obras a la sociedad

Es una demanda histórica de los artistas que se forman o residen en Zamora. Es indiferente el género o la técnica, la realidad es que la capital carece de un rincón o una sala en la que los artistas zamoranos puedan exponer sus obras. Una sala que sirva para ir plasmando con exposiciones temporales todo el potencial que atesoran tanto los artistas ya consagrados como aquellos que se encuentran en proceso de formación o acaban de terminar su labor formativa.

Esta vez es el colectivo de los escultores quien demanda “espacios expositivos y un mayor número de eventos culturales para enriquecer mucho más la ciudad de Zamora”, explicaba Angie Carolina Santibáñez, una de las organizadoras del certamen y que participa con la escultura ‘único más no imposible desencadenamiento’, que resulta ser su proyecto para finalizar su etapa de estudiante. 

La propia Santibáñez explica su escultura: “Está hecha en escayola. Es un ser que se está muriendo y por eso está saliendo del agua, que es el medio en el que vive. Sale para dar su último vuelo y que el mismo viento desintegre todas sus partes y las expanda por todo el mundo. Es la característica del aire, que es una característica volátil. De donde sale es el agua, que tiene la característica de los sentimientos. Quiero que la gente vea la escultura y conozca este arte que está un poco apartado, porque es de los primeros artes que se crearon en la prehistoria, la gente ya empezaba a hacer lascas de piedras una contra otra. Creo que es un arte primigenio de todos los que hay hoy en día”.

Por su parte, Sandra García, otra de las organizadoras del certamen, explicaba la motivación a la hora de poner en marcha esta iniciativa: “Pretendemos impulsar la escultura en Zamora porque salen muchos escultores al año y muy buenos, porque la calidad de profesores que hay es increíble y una vez que acabamos buscamos un lugar para exponerlas. Por eso, el hecho de que ahora nos haya ayudado el centro comercial a impulsar este certamen ayuda mucho a todos los escultores. El objetivo a corto plazo sería tener una sede fija para que los artistas zamoranos pudieran ir exponiendo sus obras, y a parte que la escultura no forme parte solo de una zona en concreto sino que se vea como una cosa natural del día a día”.

Sandra García también participa en el certamen con la obra ‘La partida’, que explicaba de la siguiente forma: “Es un naipe de una baraja que sostiene una partida de cartas entre la luz y la oscuridad; es la contraposición entre el bien y el mal que siempre están en continua lucha. De hecho el mal tiene las cartas escondidas y el bien las tiene visibles. La oscuridad sale de abajo en forma de garra y la luz está en su totalidad fuera de la carta”, finalizaba.

Comentarios