viernes. 23.02.2018 |
El tiempo

Un año de menos a más para el CD Zamarat

Un año de menos a más para el CD Zamarat
Se marcha un año que ha sido muy intenso en el seno del CD Zamarat. El club naranja ha vivido un 2014 convulso; muy complejo en sus primeros meses hasta la consecución de la anhelada permanencia e ilusionante en la segunda parte, con un equipo renovado y con una capacidad competitiva muy superior a la del curso previo. Eso sí, la ausencia de un sponsor limita las expectativas de una entidad que vive con calma en lo deportivo, pero con incertidumbre en lo económico, más a medio que a corto plazo.

Los primeros meses del 2014 constituyeron un verdadero vía crucis para un equipo incapaz de encontrar sensaciones, un conjunto que se convirtió en funambulista para caminar por el alambre hasta la bocina final del último partido. Dos accesos de brillantez, en Burgos y en La Seu, y dos muestras de solidez en casa, frente a Girona y Mann Filter, sirvieron para dejar atrás a Ibaizábal y zanjar la continuidad del club en la élite, después de cuatro victorias y siete derrotas desde el mes de enero.

El apoyo de Alimentos de Zamora había ayudado a las naranjas a cuadrar las cuentas de la temporada 2013-2014, pero el sponsor no continuó de la mano de la entidad y la planificación de la campaña actual se vio condicionada por la ausencia de un apoyo fuerte desde el ámbito empresarial. Juan de Mena optó por confeccionar una plantilla corta, con varias jugadoras jóvenes y con progresión, además de lograr el regreso de Mieloszynska. Delgado, Pirsic, Manzanares y las zamoranas continuaron para formar un bloque con talento, pero que tardó un tiempo en compactarse.

Cuando lo logró, mediada ya la primera vuelta, las victorias comenzaron a llegar de forma más fluida y el equipo se instaló en la zona media, un lugar que ya no ha dejado desde entonces, a pesar de que la plaga de lesiones de las últimas semanas ha mermado de forma considerable el potencial del Zamarat. Las naranjas han cerrado la primera mitad de la campaña con seis victorias y siete derrotas. Quizá, en el lugar esperado por Juan de Mena, consciente de las virtudes y también de las limitaciones de sus mujeres.

El 2015 se presenta, si no plácido, sí tranquilo en lo deportivo. Resolver la ausencia de sponsor y afianzar la confianza con una empresa capaz de inyectar dinero en el club parecen los grandes retos que trae consigo el año nuevo para la familia naranja. 

Comentarios
Lo más