domingo. 19.11.2017 |
El tiempo

El lechazo, producto fetiche de ‘El Ermitaño’

El lechazo, producto fetiche de ‘El Ermitaño’

Bacalao con manitas de lechazo, panceta crujiente y aceite de perifollo, o alcachofas al ajillo con gamba de Huelva y mollejas de lechazo, son algunas de las propuestas de El Emitaño para la segunda edición de las jornadas dedicadas al cordero lechal de Castilla y León. El restaurante benaventano que ostenta el título de vencedor de la primera edición no podrá revalidar título ya que este año los hermanos Pedro y Óscar han tomado la decisión de participar pero no concursar. “Es cierto que en su día fuimos premiados, sin embargo ahora queremos seguir estando presentes ensalzando este maravilloso producto pero sin concursar, no por nada en especial”, explican desde El Ermitaño. 

Un “maravilloso producto” del que se sienten orgullosos por las numerosas alegrías y emociones que les ha brindado a lo largo de los últimos años: “tendríamos que tener dos o tres vidas para agradecer todo lo que nos ha dado el lechazo, sin duda es nuestro producto fetiche”, sostienen. Pese a su distinción de Indicación Geográfica Protegida (IGP) y su gran reputación en la región, los hermanos Pérez consideran que el lechazo aún no goza del suficiente y merecido prestigio fuera de la comunidad: “Por zonas geográficas está bien valorado, por ejemplo en Zamora siempre es el matiz de las celebraciones especiales, de los grandes platos y en definitiva el que da relevancia a ese menú o a esa mesa en los momentos señalados. Sin embargo, quizá aún no ocupa su lugar a nivel nacional”. 

Por ello, los regentes de El Ermitaño se encuentran inmersos en un proyecto de investigación sobre este versátil producto que pronto verá la luz: “el lechazo no tiene fin, hay veinte mil formas de trabajarlo”, señala Pedro. En este año, el hermano de Óscar forma parte del jurado que fallará el vencedor de la segunda edición del certamen junto al afamado cocinero salmantino Fran Vicente, semifinalista en la segunda edición del concurso televisivo Top Chef España. 

Presentación, sabor, textura, originalidad así como puntos y técnicas de cocción serán algunos de los probables parámetros a tener en cuenta para juzgar los menús, aunque sin duda alguna, Pedro se queda con el apartado emocional: “Cuando el comensal se sienta, disfruta del plato, le llena y se emociona… es algo increíble”, relata. Salir de casa, relajarse, disfrutar y sentir lo que sale de los fogones de El Ermitaño es una de las principales premisas de la filosofía de este restaurante zamorano, cuya estrella Michelín vuelve a brillar irradiando rayos de orgullo sobre las jornadas de lechazo que finalizarán el próximo 13 de marzo. “Merece la pena salir para disfrutar de este manjar”, concluye Pedro. 

En total se han adherido 47 establecimientos a estas jornadas que se desarrollarán por la provincia del 23 de febrero al 13 de marzo.

Comentarios