domingo. 17.12.2017 |
El tiempo

La Junta reafirma su compromiso por una atención integral a las personas con Alzheimer y a sus familias

La Junta reafirma su compromiso por una atención integral a las personas con Alzheimer y a sus familias

El 21 de septiembre se conmemorará a nivel mundial el Día del Alzheimer bajo el lema ‘Avanzando juntos’. Los consejeros de Sanidad, Antonio María Sáez, y de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, participaron en las últimas horas en la conmemoración del Día Mundial del Alzheimer organizada por la Federación Regional de Asociaciones de Familiares de Enfermos de Alzheimer de Castilla y León, Afacayle, en un acto en el que se reafirmó el compromiso de la Junta por una atención integral a los afectados y familiares.

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades considera que la celebración de este Día Mundial constituye una oportunidad para recordar a los que padecen esta enfermedad, para rendir un homenaje de respeto y admiración a quienes les cuidan y atienden y para redoblar el compromiso de la sociedad en la lucha contra el Alzheimer. Alicia García aseguraba que la Junta siempre ha pretendido ofrecer a los enfermos y a sus familias una atención integral a través de una amplia red de recursos y de actuaciones basadas en prevención, atención y cuidados profesionales y de calidad. En este sentido, García se refería a que la Consejería dará un paso más en su compromiso con la aprobación de una Estrategia de prevención de la dependencia para personas mayores y de promoción del envejecimiento activo que contará con un apartado específico en la prevención del Alzheimer.

Alicia García destacó el trabajo de la Junta por un modelo de atención a la dependencia, y también a los enfermos de Alzheimer, que garantiza a cada persona una respuesta específica en función de sus necesidades. En esta labor, la consejera quiso resaltar tres pilares. El primero es la agilidad en la respuesta, aspecto que va a tener una clara expresión en agilizar la incorporación de dependientes de Grado I, algo que será de gran significación para las personas con Alzheimer dada la importancia de actuar en los primeros estadios de la enfermedad. En este sentido, García recordó que el compromiso de la Consejería es el de resolver antes de que finalice septiembre el 50 % de solicitudes de reconocimiento de esta prestación. La consejería asumía el compromiso de garantizar el reconocimiento y concesión de prestaciones de la Ley de Dependencia en un plazo máximo de tres meses, reduciendo así a la mitad el plazo fijado en la legislación estatal.

El segundo de los pilares que se ha puesto en marcha es la flexibilización de los servicios y prestaciones con la modificación de la normativa autonómica para que el usuario decida en cada momento si adquiere uno o varios de los servicios que son adecuados para él. El tercero de los pilares básicos señalados por García es facilitar apoyos profesionales a los cuidadores que han optado por atender a sus familias, permitiendo la compatibilidad simultánea de la ayuda que reciben las personas dependientes por cuidados familiares con otras ayudas para adquirir un servicio profesional. De esta forma, no sólo mejora la calidad de vida de los enfermos de Alzheimer sino que ofrece la posibilidad al cuidador de disponer de unos servicios que pueden proporcionarle un descanso.

Compromiso para seguir mejorando los servicios sociales

Alicia García se refería al compromiso claro de la Junta de Castilla y León para seguir mejorando los servicios sociales. Entre las iniciativas que se han comprometido para conseguir este objetivo está la transformación progresiva de los centros para la atención a las personas mayores en ‘centros multiservicios’, especialmente en el medio rural, lo que permitiría a los enfermos de Alzheimer, entre otras cosas, poder seguir viviendo en su hogar al tiempo que acuden al centro más cercano a recibir fisioterapia o estimulación cognitiva. Castilla y León cuenta en la actualidad con 267 centros multiservicios que ofertan 660 servicios.

La Comunidad, dentro de su red de recursos para el Alzheimer, cuenta con los recursos residenciales y en la actualidad unas 25.400 plazas de residencias o centros de día están ocupadas por personas con algún tipo de demencia.

García subrayaba que todos estos recursos son posibles gracias al esfuerzo económico de la Junta, que el año pasado se cifró en más de 132 millones de euros destinados a la atención a las personas con demencias. La consejera destacó la inestimable ayuda y colaboración de las asociaciones de enfermos de Alzheimer a la que se destinan tres millones de euros para que puedan seguir desarrollando su labor en la lucha contra esta enfermedad y por mejorar la calidad de vida de los que la padecen.

Comentarios
Lo más