lunes. 20.11.2017 |
El tiempo

Vecinos de San Lázaro transmiten a Adeiza los problemas de barreras arquitectónicas del barrio

Vecinos de San Lázaro transmiten a Adeiza los problemas de barreras arquitectónicas del barrio

Miembros de Adeiza han acudido en las últimas horas al barrio de San Lázaro con la intención de comprobar de primera mano las denuncias que han venido recibiendo sobre varios puntos en los que las personas con movilidad reducida encuentran problemas para desplazarse.

Se trata de calles que desembocan en la de Obispo Nieto, desde el Barrio de San Lázaro. De las siete calles que hay entre la Cuesta de la Morana y la Carretera de Valorio, solamente dos de ellas no tienen obstáculos que dificulten el paso. Se tratan de la Calle de Las Peñas (la calle más cercana a la Cuesta de la Morana) y la Calle Obispo Nieto  (la más cercana a Valorio). Las otras cinco calles poseen barreras arquitectónicas imposibles de salvar para personas con movilidad reducida:

1. Calle Banquilla: es una calle estrecha y adoquinada con muchas escaleras.
2. Calle Santo Domingo: esta calle es más ancha que la anterior, al final de la calle unas escaleras la separa de la Calle Virgen del Yelmo.
3. Calle Del Señor: otra calle con escaleras y como las anteriores, sin rampa para facilitar el acceso a carros de niños o sillas de ruedas.
4. Calle de la Tahona: es una calle en la que no hay escaleras, pero carece de aceras  y los automóviles aparcan, de forma que una silla de ruedas tendría que pasar por el centro de la calle, llena de curvas.
5. Plaza de la Luna: esta calle no tiene escaleras, y sí tiene acera, (solamente en un lateral), pero por su acera es imposible que pueda pasar ningún tipo de silla de ruedas ni carro de la compra ni cochecito de niño; porque además de ser en algunos tramos muy estrecha, hay escalones para subir a las casas, que obligan a  los viandantes a bajar a la calzada para poder llegar al colegio “Obispo Nieto”, por ejemplo.

Comentarios