viernes. 24.11.2017 |
El tiempo

El GCE sale indemne de la batalla ante La Bañeza y se mete en ‘play off’

El GCE sale indemne de la batalla ante La Bañeza y se mete en ‘play off’

La derrota podía ser definitiva, mientras que la victoria tan solo era un paso más, obligado para seguir peleando por entrar en la fase de ascenso. La contienda que asumía este domingo el GCE Villaralbo era de una importancia capital y de una presión superlativa. Los azulones sabían que si perdían ante La Bañeza las opciones de play off se esfumarían prácticamente de manera definitiva. En cambio, la victoria era obligada y ni mucho menos decisiva, ya que todavía restarían nueve jornadas para el final del campeonato regular. 

Con todo eso, el encuentro fue de más a menos en juego y de menos a más en intensidad. Y es que tras una primera parte en la que se pudo ver algo de fútbol, en el segundo acto apenas se jugó y los dos equipos y las dos aficiones se enzarzaron con un partido feo, tosco y de trincheras sobre el césped. Una batalla de la que salió bien parado un GCE Villaralbo que supo controlar mejor ese otro fútbol. 

La muestra de que el partido no iba a ser brillante ya estuvo en la consecución de los goles. Y es que los tres tantos fueron a balón parado. Jorge adelantaba a La Bañeza en el minuto diez de encuentro, pero lejos de venirse abajo, el GCE Villaralbo reaccionó poniéndole un poco más de intensidad al partido. La agresividad bien entendida en cada disputa pasó en algunos momentos de esa línea y el trío arbitral tuvo un encuentro difícil en el que los visitantes se quedaron con uno menos en el tiempo de descuento del partido. 

Pero volviendo al desarrollo del marcador, y tras el tanto de Jorge para los bañezanos, los eléctricos también demostraron su potencial en la estrategia y lograban darle la vuelta al marcador. Primero Garban en una falta y posteriormente Revidiego, a falta de diez minutos para el descanso, le daban la vuelta a la contienda. Ya al descanso los dos equipos se fueron enzarzados en una fea tangana al vestuario. Un cruce de palabras y malos modos que también se repetía en la grada con mucha afición villaralbina y también con una nutrida representación bañezana. 

En el segundo acto, ni un solo gol, escasas ocasiones en las áreas y prácticamente nada de tiempo real de juego. Muchas faltas, muchos balones que se escapaban por los costados, muchos pelotazos y en definitiva, poco juego. Una situación que benefició a un GCE Villaralbo que supo adaptarse a ese partido con un Juan de la Nava imperial en el centro del campo y todo un equipo azulón remando en la misma dirección sacrificando sus actuaciones personales por el bien del equipo. 

Todo para acabar levantando los brazos con el pitido final del colegiado que suponía tres puntos de oro para un GCE que se coloca cuarto, con los mismos puntos que La Bañeza, aunque con el golaveraje particular a favor.

Comentarios
Lo más