sábado. 18.11.2017 |
El tiempo

El Zamora, ante la Virgen del Camino en un feudo casi inexpugnable

El Zamora, ante la Virgen del Camino en un feudo casi inexpugnable

Diez derrotas en la presente temporada pero tan solo una de ellas en el campo de Los Dominicos. Ese es el balance de una Virgen del Camino que en lo que va de temporada tan solo cedió en su feudo ante el Villamuriel en la jornada 6 del campeonato. Salvo ese traspié, los leoneses han sido capaces de empatar o ganar el resto de encuentros cada vez que han actuado de locales. Esa buena marcha en su feudo, unido a los resultados más que aceptables cosechados a domicilio, hacen que la Virgen del Camino esté sexto en la tabla del Grupo VIII de Tercera División. Son, por tanto, todos ellos detalles que hacen de este equipo un plantel complicado y por tanto exigente para el Zamora.

Los rojiblancos acuden a la contienda con ganas de demostrar que la victoria rácana del otro día ante el Bembibre no fue fruto de la casualidad y que realmente han dejado atrás la depresión en la que se sumieron en un mes de febrero para olvidar en el que perdieron más de la mitad de su ventaja con respecto a sus más inmediatos perseguidores. Y acuden con la baja por sanción de Álvaro de la Iglesia y por lesión de Manu Moreira. Salvo esas dos ausencias, todos los demás jugadores estarán disponibles para un Balta que no ha tenido que hacer convocatoria al disponer de dieciséis jugadores justos.

Con el regreso de Vílchez y Rubén Moreno, Balta volverá a tener la opción de colocar su once de gala, con la salvedad de Manu Moreira. Eso sí, el técnico charro ya advertía en la rueda de prensa previa al encuentro que no descarta que haya sorpresas en el once y en el sistema, para contrarrestar las muchas virtudes que tiene el Virgen del Camino cuando ejerce de local. Al margen de eso, el gran quebradero de cabeza para Balta volverá a estar en la defensa, ya que con Álvaro sancionado y Andoni lejos de su mejor nivel, Balta tendrá que improvisar de nuevo un lateral derecho o un central, salvo que arriesgue de inicio con el propio Andoni.

Con todo, el Zamora acude este sábado a la Virgen del Camino con la intención de sumar tres nuevos puntos en su casillero y meter presión a sus rivales más directos, que afrontarán sus compromisos el domingo. Eso sí, la otra cara de la moneda es que en caso de pinchazo del Zamora, la presión se convertirá en motivación para una Segoviana que está a cinco puntos de los rojiblancos y de un Palencia que ve al equipo de Balta siete puntos por delante.

Comentarios